Banner de consentimiento

15 de febrero de 2021

¿Nuestra casa se encuentra en un barrio de 15 minutos?

Cuando vamos a adquirir nuestra vivienda existe una serie de mecanismos o herramientas que nos permiten conocer mejor las virtudes y problemas del que posiblemente sea el bien más caro que compraremos en nuestra vida.

Algunos de ellos son obligatorios, como el certificado energético, que nos indica el nivel de eficiencia del bien inmueble. Otros, como la inspección del edificio por parte de un técnico de edificación (arquitecto o aparejador) que nos alerte de posibles problemas constructivos, de instalaciones, de orientaciones, ruidos, etc., son muy recomendables, ¿o alguien se compraría un coche de segunda mano sin una revisión mecánica previa?

Pero otro factor muy relevante, a la hora de considerar la mejor opción, de cara a invertir en nuestro futuro hogar, es conocer los servicios con los que cuenta en su entorno próximo. Más concretamente, a una distancia no mayor de 15 minutos caminando, es decir, aquellos equipamientos a los que somos capaces de acceder fácilmente, recorriendo una corta distancia a pie, sin necesidad de tener que contar con ningun medio de locomoción, ni siquiera el transporte público.

La ciudad de 15 minutos. Fuente: Nomada Urbana SC

20 de enero de 2021

La protección del Patrimonio como elemento perjudicial

Que es necesario proteger aquellos bienes inmuebles de significación e importancia, por sus características históricas, arquitectónicas, urbanas, etc., nadie lo pone en duda peroen cuanto a la manera de llevar a cabo dicha protección, se ha escrito "ríos de tinta".
Dado que el hecho de proteger un edificio busca su conservación, esta medida nunca debe obstaculizar ni impedir dicho fin pero, por desgracia, el exceso de protección -en ocasiones- lo provoca. Este cuidado desmedido por la conservación tiene su origen, en algunos momentos, en la propia redacción de la normativa de protección y, en otros, en el celo con la que se hace cumplir, ya sea, por parte de la Institución o Administración correspondiente o por el propio funcionario o técnico que la supervisa.
Fuente: Sunipix