26 de abril de 2021

Cómo decorar para ahorrar energía

La decoración en general representa la oportunidad de embellecer cualquier ambiente, dándole personalidad y estilo. Asimismo, esta debería estar orientada en alcanzar el confort de quien habitará el espacio trabajado. En esta oportunidad te hablaremos de la decoración como un medio para conseguir un ahorro energético. Más específicamente, te enseñaremos a cómo decorar para ahorrar energía. ¡No te lo pierdas!

El poder aprovechar la decoración para convertir un espacio en sostenible, es sin duda alguna, una gran ventaja que debemos aprovechar al máximo.

Obviamente, todas las recomendaciones en torno a lo anterior, estarán sujetas al tipo de clima de la zona donde se requiera. Por ejemplo, una región húmeda y de clima frío necesitará de soluciones acorde a sus condiciones, las cuales no serán similares para zonas cálidas y secas.


A continuación, enfocándonos en múltiples elementos decorativos, te presentamos algunos eficaces consejos de decoración para ahorrar energía:
1.- Cortinas

Representan un elemento decorativo que además puede ser muy buen aislante, según el material y tono que se seleccione, tomando además en cuenta la época del año.

Si las ventanas reciben constantemente la radiación solar de un clima cálido, se puede optar por cortinas convencionales, con revestimiento aislante, en colores claros y tejidos un tanto opacos, que ofrezcan protección al mobiliario y filtre la luz solar disminuyendo el calor que pueda generar.

Lo más recomendable será instalarlas muy cerca de las ventanas y en un largo que cubra hasta la parte más baja de la misma.

En los casos de climas fríos, se puede recurrir al uso de cortinas térmicas, las cuales son muy versátiles y te permitirán mantener un ambiente cálido en el hogar, actuando como un aislante del frío exterior y reduciendo los costes de calefacción.

Por otra parte, este tipo de cortinas pueden ser usadas en distintas épocas del año, resultando útiles también en verano, ya que aíslan el calor y conservan el ambiente fresco en la casa.

2.- Colores claros en las paredes

Pintar de blanco o colores claros las paredes, facilitará su iluminación, ya sea de forma natural o artificial, lo que permitirá aprovechar al máximo la luz del sol, disminuyendo el consumo energético.

El blanco absorbe mucho menos calor que otros colores lo que favorece un ambiente fresco y la disminución del uso de aire acondicionado. El blanco es muy favorable para ser usado en el exterior de las casas ubicadas en climas cálidos, ya que reduce en aproximadamente 20% el calor solar.

3.- Luces LED

Optar por el uso de bombillas y lámparas LED, será un total acierto y una estupenda inversión, ya que son de bajo consumo energético y fomentan un considerable ahorro en la facturación de luz. También será importante mantener buenos hábitos de uso y apagarlas cuando no las estemos utilizando.

Hay una enorme variedad en diseños de lámparas decorativas que podremos incorporar en la decoración del hogar, que añadirán estilo y personalidad en donde las coloquemos. Un gran ejemplo y opción, son las lámparas para barra de cocina.

En vez de las luces convencionales, hay muchas opciones que permiten la utilización de lámparas LED de bajo consumo.

4.- Uso de madera en la decoración

La madera es un material que mejora considerablemente la eficiencia energética de los hogares, debido a sus propiedades térmicas que lo convierten en un excelente aislante y que además es muy duradero.

Seleccionar un suelo de madera natural dará ese toque cálido y acogedor a tu casa, fácil de combinar y de adaptarse a numerosos estilos.

Es un material que puede ser usado en para climas fríos o templados ya que ayudará a la conservación de la temperatura dentro del hogar, contribuyendo con el ahorro energético. Además es un material reciclable.

La madera en suelos, ventanas, techos, paredes, armarios, y decoración en general, representan sin duda alguna, una excelente opción para el ahorro de energía.

5.- Persianas, toldos y pérgolas

Este tipo de recursos son de gran utilidad en las épocas del año cuando hace más calor, o en las zonas donde prevalece un clima cálido, por lo que se pueden incorporar este tipo de elementos funcionales, que son de gran ayuda para la protección solar exterior de la vivienda, actuando como barrera a la radiación solar y generando sombra que transforma al ambiente en un lugar mucho más fresco.

6.- Cambiar a electrodomésticos eficientes

Los electrodomésticos modernos, facilitan el ahorro energético del hogar, disminuyendo los gastos por facturación de luz. Los artefactos están identificados por etiquetas, que los clasifican dentro de categorías, y además incluyen un código QR que al descargar ofrece mayor información sobre las características y recomendaciones del uso del producto.

7.- Uso de alfombras

Representan otra oportunidad para ahorrar energía, ofreciendo una sensación térmica y cálida. Según su tejido y material permitirá disminuir el uso de la calefacción. Tenemos que tener en cuenta que el uso de alfombras puede ser contraproducente en verano, debido a que atrapa el calor.

Dependiendo del tamaño del espacio donde se vaya a colocar, se podrá optar por diversos colores y estampados.

Para culminar, en adición a una decoración sostenible, que fomente el ahorro energético, procura que todos los integrantes de tu hogar sean responsables del buen uso energético que generan y que colaboren con el ahorro del consumo de electricidad así como con el bienestar del medio ambiente. El trabajo en equipo facilita el logro de los objetivos. ¡Éxitos!

Fuente: Wen Hua Dong de la agencia NeoAttack.

3 comentarios:

  1. Es valiosa esa aportación para crear ambiente cálido y eficiente. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario y por leernos. Atentamente, un saludo.

      Eliminar