Banner de consentimiento

24 de enero de 2020

Inspección de edificios como herramienta de rehabilitación preventiva

Las inspecciones de edificios son una técnica de rehabilitación preventiva y conservación de las edificaciones.


No parece admitir dudas el dato de que el parque edificado español necesita intervenciones de rehabilitación y de regeneración. Lamentablemente, salvo raras excepciones, no existe una política mínima de conservación de las edificaciones. Dicha política debería incluir labores periódicas de inspección, diagnosis, mantenimiento y consolidación de las mismas. En la mayor parte de las edificaciones ni siquiera se lleva un mínimo archivo documental de su ejecución definitiva o de las obras realizadas posteriormente en la misma, lo que dificulta notablemente cualquier intervención.

Esta forma de proceder conduce sin duda a un considerable coste de mantenimiento de las construcciones, al realizarse la mayor parte de las intervenciones en situaciones extremas.

La Inspección Técnica de Edificios (ITE) es a los inmuebles los que la ITV a los coches. Usando una definición más técnica podemos decir que la ITE es una técnica de rehabilitación preventiva y conservación de las edificaciones con la que se pretende principalmente mantener las edificaciones en las adecuadas condiciones de seguridad constructiva, salubridad, accesibilidad y ornato público en su conjunto, manteniendo la seguridad tanto de los residentes como de los viandantes.

Por tanto, permite asegurar el buen estado y debida conservación, y que se cumplan, como mínimo, los siguientes requisitos:
  • Evalúa la adecuación de estos inmuebles a las condiciones legalmente exigibles de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato.
  • Determina las obras y trabajos de conservación que se requieran para mantener los inmuebles en el estado legalmente exigible, y el tiempo señalado al efecto.


Este tipo de informes, se conocen comúnmente como Inspección Técnica de Edificios o, en su versión ampliada, que suma al estado de conservación, la certificación de la eficiencia energética del edificio y la evaluación de las condiciones básicas de accesibilidad universal y no discriminación de las personas con discapacidad para el acceso y utilización del mismo, el Informe de Evaluación de los Edificios (IEE). Además, el IEE comprende la posibilidad de, en caso de uso residencial vivienda, realizar -de forma voluntaria- una evaluación preliminar de las condiciones acústicas del edificio.

Podemos entonces decir que la introducción de estas herramientas tiene la intención de fomentar la rehabilitación como impulso para la economía, así como garantizar unas condiciones mínimas de calidad en el parque edificatorio existente, que contribuya activamente a la sostenibilidad ambiental, a la cohesión social y a la mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos.
Fuente: Curso Teórico-Práctico para la redacción de Informes Técnicos de Edificación

No hay comentarios:

Publicar un comentario