27 de septiembre de 2021

Urbanismo bioclimático

La arquitectura bioclimática puede definirse como la arquitectura diseñada sabiamente para lograr un máximo de confort dentro del edificio, con el mínimo gasto energético. Para ello, optimiza las condiciones climáticas y naturales de su entorno (sol, vegetación, lluvia, viento), transformando los elementos climáticos externos en confort interno, gracias a un diseño inteligente, con soluciones apropiadas y adaptables a las condiciones climáticas del lugar.

Pero para que estas condiciones se puedan dar, el inmueble ha de situarse y orientarse de una determinada manera, algo que a veces no es posible porque la disposición de la trama, derivada del diseño urbano (planeamiento), nos lo impide.

Fuente: Pixabay

Cuando vemos un proyecto bioclimático o buscamos este concepto en Internet, la imagen idílica que aparece normalmente asociada al mismo es la de una vivienda unifamiliar aislada en medio de un espacio paradisíaco, como un bosque o una eterna llanura. Sin embargo, si esta arquitectura quiere dialogar con la naturaleza, lo ha de hacer de un modo respetuoso, de forma que no se convierta en una depredadora de suelo.

Es muy fácil diseñar una vivienda bioclimática aislada, donde no hay condicionantes a la hora de elegir la mejor orientación, la captación solar, recoger adecuadamente los vientos o protegerse de todo ello cuando es necesario. Pero otra cosa es diseñar un edificio plurifamiliar, en medio de una trama urbana, rodeado de otros edificios y de parcelas vacantes, que van sufriendo modificaciones con el paso del tiempo.

Ahí es donde verdaderamente hay que hacer un esfuerzo importante: el conseguir que nuestro edificio siga relacionándose adecuadamente con el entorno para trabajar con el flujo de condicionantes locales y lograr la adecuada temperatura y resto de condiciones confortables en el interior.

Por ello, es muy importante que el diseño del planeamiento urbano nos ayude y no sea una traba más en nuestra labor, como por desgracia sucede en demasiadas ocasiones. El diseño urbano va a condicionar enormemente las posibilidades bioclimáticas de un edificio que se va a construir en un solar encorsetado por la alineación de la vía y los linderos de las parcelas medianeras.

En consecuencia, los arquitectos urbanistas han de conocer y manejar las estrategias bioclimáticas para poder aplicarlas en sus diseños urbanos, siendo un importante condicionante que han de sumar a otros ya frecuentes como los económicos, dotacionales, sociales, ambientales, etc.

Fuente: Pixabay

¿Pero que aspectos son los fundamentales que han de considerar los urbanistas a la hora de diseñar la trama urbana?

Tenemos que tratar que el territorio sea más autosuficiente y, para ello, tenemos que ordenarlo de manera que, al menos, cumpla con los siguientes puntos:

  • Ciudades compactas (densidad media o media-alta) que respetando la relación adecuada entre espacio construido y libre, concentren a la población, reduciendo el consumo de suelo, acercando los equipamientos y servicios a todos los ciudadanos, facilitando la movilidad sostenible a pie o en transporte público y minimizando el impacto de las instalaciones urbanas (carreteras, alcantarillado, rede eléctrica, etc.).
  • Diseñar la trama urbana en relación con la orientación del sol: con una adecuada proporción entre altura de los edificios y su separación, fomentando la fachada sur o sureste y minimizando la fachada oeste, al tiempo que se favorece la ventilación cruzada: edificaciones con fachadas (huecos) en orientaciones opuestas.
  • Suelos filtrantes, con el menor número posibles de vías (supermanzanas).
  • Abundante vegetación que minimice el efecto de "isla de calor" y funcione como purificador del aire; fomentando la vegetación de hoja caduca, que da sombra en verano pero permite el paso de la radiación solar en invierno.
  • Parcelas adaptadas al terreno: evitar las edificaciones en suelos muy pendientes con grandes obras de desmonte y terraplén o los inmensos muros de contención del terreno para luego construir una vivienda unifamiliar.
  • Fomentar las Energías renovables integradas en el espacio construido y no como nuevos depredadores de suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario