Banner de consentimiento

11 de enero de 2018

Cierre de año 2017

Como todos los años -y con algo de retraso debido a la incorporación de un nuevo miembro de familia- hacemos el ya tradicional balance del año con los temas que hemos tratado, extrayendo las líneas argumentales que nos han guiado.

El principal tema de trabajo este pasado año fue inculcar la importancia que tiene la conservación y el mantenimiento de los edificios. Para ello se trataron varias herramientas que nos ayudan a conseguir este objetivo, como pueden ser el libro del edificio o el propio Código Técnico de la Edificación, que está lleno de requerimientos sobre uso y mantenimiento.

Pero las principales herramientas en esta labor son las inspecciones de edificios, donde el tema acústico tiene cada día más importancia y la relación calidad/responsabilidad/precio preocupa a técnicos y usuarios.

La gran importancia y la repercusión que tiene la correcta realización de estos informes en la en general antigua y degradada planta inmobiliaria con la que contamos es la razón por la cual es recomendable que no sólo los edificios residenciales pasen estas inspecciones, sino que se hagan extensibles a toda clase de tipologías como las de uso turístico, o incluso a los muros de contención.

Por todo esto, es muy triste ver como el Gobierno Canario no se toma en serio este aspecto, retrasando la fecha de primera inspección de los edificios de 50 a 80 años, dando como resultado que nos encontremos en el archipiélago con el parque inmobiliario más peligroso del estado.

Una segunda línea de trabajo ha sido la relacionada con los aspectos de la eficiencia energética y el confort térmico en la edificación, donde mostramos como influyen tanto las características de la envolvente del edificio -como la orientaciónel aislamiento o los huecos-, así como la de los propios usuarios: edad, sexo, constitución, aclimatación, vestimenta, actividad,...

Con todo lo expuesto estamos cada día más cerca de los Edificios de Consumo Energético casi Nulo, para lo cual es necesario no sólo su correcto diseño, sino su justificación mediante aquellos programas reconocidos oficialmente.

Pero la arquitectura sostenible no sólo es eficiente energéticamente. Y por tanto en una tercera línea de trabajo hemos mostrado como también es necesario que la arquitectura cumpla con otros aspectos como el empleo de materiales respetuosos con el medio ambiente y con los usuarios, el empleo de vegetación o que sea económicamente sostenible tanto en su coste de construcción como de mantenimiento, entre otros. Sólo de esta manera caminaremos hacia unas ciudades cada día más sostenibles.

Muchas gracias por seguirnos.
Próspero & Sostenible Año 2018 
y que continuemos leyéndonos en este año que comienza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario