15 de mayo de 2017

La sostenibilidad de los cascos históricos

El casco histórico, casco antiguo o centro histórico de la ciudad, es el núcleo histórico y monumental de las ciudades europeas anterior a los ensanches del siglo XIX y principios del XX. Suele ubicarse en el centro urbano y puede ser explotado con funciones turísticas, comerciales, financieras, etc., según la funcionalidad de la propia ciudad o el interés que pueda tener. Se dispone en torno a los edificios históricos y monumentales y algunos están bien conservados y concentran las funciones turísticas y de ocio, y otros han sido alterados y acogen viviendas burguesas, grandes almacenes, bancos y oficinas.
Barrio de Vegueta. Las Palmas de Gran Canaria
Los cascos históricos incluyen a las primeras construcciones que marcaron el nacimiento de la localidad en cuestión, por lo que constituye las raíces de la ciudad y los cimientos a partir de los cuales surgieron el resto de los edificios, instituciones, etc. Por lo general, un casco histórico tiene valor cultural, social y turístico.

Por esta razón los centros históricos son punto de mira de análisis, investigación, estudio y actuaciones para su acondicionamiento, mejora, y adaptación a la actualidad.

Pero poco se han estudiado desde el punto de vista de la sostenibilidad. ¿Son nuestros cascos históricos sostenibles? ¿Qué influencia tiene su nivel de sostenibilidad en su funcionamiento?

Como ya hemos explicado en múltiples ocasiones la sostenibilidad se sustenta sobre tres pilares: social, económico y ambiental. Pues bien, analicemos los núcleos históricos bajo estos tres parámetros.
Social
Los centros históricos pueden considerarse como los lugares más simbólicos, apreciados, distintivos de las ciudades. Son los espacios que dotan a éstas de un carácter especial, y que las hace diferentes de las demás ciudades. Representan la memoria colectiva de la ciudad. Por otra parte, los centros históricos encierran valores de convivencia para el conjunto de los ciudadanos. Todos estos hechos hacen de los centros históricos los espacios sociales físicos de más valor y de mayor complejidad de la ciudad.

Sin embargo, son espacios que suelen sufrir degradación social, con un desplazamiento de la población más acomodada hacia lugares de mayor calidad urbanística. El vacío tiende a ser reemplazado por población de estatus social inferior al anterior: grupos étnicos marginales, inmigrantes procedentes del éxodo rural o población envejecida, produciéndose un fenómeno de polarización social.
Económico
Los centros históricos han sido en algún momento determinado el centro de la ciudad a nivel económico o funcional y que hoy en día siguen siendo zonas de oportunidad dada la centralidad que presentan y la especulación sobre suelo urbano como un bien escaso. Motivos que propician el afán de los propietarios de beneficiarse de la plusvalía de solares, de viejos inmuebles, viviendas y locales, a menudo con rentas muy por debajo de las que rigen en el mercado, e interés de los promotores, inmobiliarias y empresas de construcción por operaciones de derribo que favorecen la renovación de las áreas centrales.

También el turismo constituye un pilar importante de la economía de muchas ciudades históricas, habiendo contribuido a la puesta en marcha de procesos de revitalización económica.

Sin embargo, en general existen viviendas deterioradas y vacías, espacios obsoletos, redes de alcantarillado, iluminación, etc., que no responden a las necesidades actuales de la población ni a su bienestar. Las tipologías residenciales históricas, han sufrido numerosas transformaciones ocupando patios y galerías, aumentando el número de viviendas, con escaso o nulo mantenimiento, lo que ha provocado la degradación física y pérdida de habitabilidad, que origina una emigración de la población autóctona. Conviven edificios casi vacíos, con otros con situación real de hacinamiento, en ambos casos con un alto deterioro físico y social.
Medioambiental
Los centros históricos no fueron diseñados para la circulación rodada de vehículos de motor, por lo que surgen problemas: estrechez del callejero, ocupación de las aceras para el aparcamiento, ruido, contaminación, mala señalización, trazado irregular, la dificultad de accesibilidad y movilidad, por la estructura de una trama cerrada y tortuosa, la morfología del terreno, las densidades de tránsito... A esto se suman las dificultades de realizar una adecuada política de transporte público y/o alternativo (carril bici, pasillos peatonales…) que conecten a los barrios de la ciudad y a las demandas metropolitanas.

También son frecuentes la falta de limpieza viaria, los espacios verdes insuficientes y descuidados y la proliferación de comportamientos incívicos, provocando que se vea a los centros históricos como unos lugares molestos y degradados.

Barrio del Toscal. Santa Cruz de Tenerife. Barrio histórico degradado. Fuente: La Opinión de Tenerife

Por todo esto, un análisis profundo de los centros históricos desde el punto de vista de la sostenibilidad es necesario como primer punto de partida para su recuperación: Un centro histórico no es solamente un conjunto de edificios o una concentración de monumentos, porque por encima de todo, lo que importa es hacer de los centros lugares habitables, espacios vividos, un entorno de calidad, sin tener que padecer una situación injusta de sus posibles habitantes.
Fuentes: VOCABULARIO DE TÉRMINOS GEOGRÁFICOSCENTROS HISTÓRICOS: ANÁLISIS Y PERSPECTIVAS DESDE LA GEOGRAFÍA

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Estimada Joyce:

      Muchas gracias por el comentario y por leernos.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar
  2. Buen articulo, hay que recordar que la rehabilitación de cascos históricos ha sido siempre la hermana pobre del urbanismo, aunque ahora parece que bajando , hemos llegado a niveles europeas de interes por estos ámbitos.Despues de años redactando planes especiales y estudios sociourbanisticos de esos cascos, tengo que decir que en cuanto a edificaciones no pueden ser mas sostenibles (tienen otra problemática de confort ), pero en cuanto a materiale s y soluciones cosntructivas son los mas sostenibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Lorenzo:

      Efectivamente, la arquitectura tradicional esta diseñada bajo unos estándares menos exigentes de confort pero es inmensamente más sostenible que la actual. Puedes ver más sobe este tema en:
      ·http://blog.deltoroantunez.com/2015/09/el-valor-de-la-arquitectura-tradicional.html
      ·http://blog.deltoroantunez.com/2016/01/la-arquitectura-del-futuro-mira-al.html
      ·http://blog.deltoroantunez.com/2012/03/arquitectura-popular-la-verdadera.html

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar
  3. Excelente punto de partida. Viviendo en Ottawa y habiendo participado de grupos de trabajo en intervenciones de edificios históricos de las Colinas del Parlamento en area de restauración y conservación histórica, el fenómeno que se expande aquí es la rehabilitación y la puesta a punto en parámetros de sustentabilidad, con la finalidad de recuperarlos en parte como espacio público, en parte como edificios gubernamentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Gabriela:

      Muchas gracias por compartir su experiencia con nosotros.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar