19 de marzo de 2014

El futuro de la profesión

Que el sector de la construcción ha cambiado a causo del profundo crack que se ha producido a raíz de la actual crisis económica, no es una noticia nueva. ¿Pero hacia dónde se encamina el futuro de dicho sector cuando ya algunos se atreven a ver una tenue luz al final del túnel?
La importancia de los IEE no termina en la realización del propio informe, sino que estos forman parte se una máquina mayor compuesta por los CEE, los IEE y la Rehabilitación, teniendo en cuenta, que a partir de ahora, cuando ésta se produzca va a tener en cuenta el apartado energético.


Parece que son tres patas de una misma mesa las que van a sostener al sector de la arquitectura en el futuro próximo. Los tres engranajes de esta máquina serán la Certificación Energética de Edificios (CEE), los Informes de Evaluación de Edificios (IEE) y las Rehabilitacionres [Energéticas] (RE).
Certificación Energética de Edificios
Supongo que todos los técnicos ya conocen perfectamente los CEE (más si nos siguen de forma habitual: Post 1Post 2Post 3Post 4Post 5, Post 6, Post 7, Post 8, Post 9, Post 10, Post 11, Post 12, Post 13, Post 14 y Post 15), asociados a su exigencia en el caso de venta o alquiler de inmuebles, a pesar de que parece que aún no pasa lo mismo por parte de la ciudadanía.

Pues bien, a partir de ahora, aquellos que no se manejen con soltura en la redacción de estos certificados, más allá de la introducción de los datos por defecto, les recomendamos que se inscriban en un buen curso al respecto, ya que, si es verdad que el campo de trabajo de estos certificados asociado al mercado de la venta o el alquiler parece que en muchos casos murió antes de nacer -gracias a los precios ridículos a los que se ofrecen-, su verdadero mercado está aún por aparecer. 
Informes de Evaluación de Edificios
Los CEE son parte integrante de los IEE, por lo que es imprescindible saber realizarlos para la emisión del informe. Pero su importancia no acaba ahí, ya que tanto CEE como IEE forman parte de una maquinaria con un fin mayor -la RE- puesto que los IEE y las RE están conectados en una relación de doble sentido.


Por un lado, el resultado desfavorable de un IEE es el primer paso para la realización de una RE, si bien, la búsqueda de ayudas en una RE lleva irremisiblemente a la realización de un IEE, según se indica en el artículo 4 de la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas.

Y como ya se ha indicado, este IEE contendrá un CEE, pero no de la misma forma en que se están realizando actualmente para las ventas o alquileres, es decir, plagados de indefiniciones, provocando que el resultado obtenido poco o nada tenga que ver con el edificio de estudio. Si pretendemos que nos concedan la subvención solicitada, el informe tendrá que estar perfectamente ejecutado, ya que una comisión se encargará de revisarlo antes de concedernos la ansiada ayuda, y como podrán prever, nadie nos va a otorgar una ayuda económica basada en un informe realizado por defecto que tanto podría valer para nuestro inmueble como para cualquier otro. Como vemos, ambas acciones están interconectadas de forma indivisible en lo que se presenta como el principal mercado actual en el sector de la edificación.
Rehabilitaciones [Energéticas]
Por último, para la correcta realización de las RE, será necesario estar al día de los nuevos avances normativos, que últimamente cambian con una gran frecuencia, así como de las últimas técnicas y sistemas que existen en el mercado.

También, en el caso de que queramos realizar una RE, y a pesar de que no se vayan a solicitar subvenciones, el conocimiento de la CEE, de forma experta será imprescindible, puesto que si vamos a mejorar el aspecto energético de un edificio, el primer paso a seguir es el estudio de su comportamiento energético actual, teniendo que realizarle un exhaustivo CEE -nada que ver con el empleo de los famoso datos por defecto- puesto que de otro modo seremos incapaces de diseñar aquellas actuaciones que consigan reducir de forma notable los consumes energéticos a partir de intervenciones con el menor coste y la mayor amortización económica en un plazo razonable.

Por tanto, y ahora que tanto se habla de reinventarse, aquel profesional del mundo de la construcción que no tanga amplios conocimientos en Certificación Energética, Informe de Edificios y Rehabilitación Energética, mejor será que se forme de manera concienzuda en estos campos o se "reinvente " en cualquier otra profesión.

4 comentarios:

  1. Buena reflexión. El futuro, como bien dices, pasa por por estos tres pilares, y espero que tengas razón en que se deberá trabajar con profesionalidad, seriedad, precisión y ética para evitar que se repita la situación actual del certificado energético

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado José Javier:

      Esperamos y deseamos no tropezar dos veces con la misma piedra.

      Muchas gracias por leernos.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar
  2. Con el stock de viviendas tan grande que hay actualmente el futuro pasara necesariamente por rehabilitar dichas viviendas, estructural y energeticamente y mantenerlas.

    De acuerdo con vosotros.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Alfonso:

      Muchas gracias por el comentario y por leernos.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar