Banner de consentimiento

1 de septiembre de 2015

Arquitectura abierta vs Arquitectura cerrada

Existen dos maneras de entender las viviendas de bajo consumo energético: por un lado, aquellas que aprovechan las energías del entorno para conseguir las condiciones de confort interior y por otro, aquellas que se aíslan del exterior para crear unas condiciones interiores adecuadas, independientemente de lo que ocurra fuera.
¿Pero cuál de estas dos soluciones es más correcta?
Esquema conceptual de la “arquitectura del fuera” (Luxán García de Diego 2012)

Como en toda cuestión que se realice en diseño arquitectónico, esta pregunta (trampa) no tiene una respuesta única e ideal para todos los casos. Es más, tal vez ésta sea la verdadera respuesta en contra de aquellos que buscan recetas.

Por un lado, tenemos la Arquitectura Bioclimática que optimiza las condiciones climáticas y los recursos naturales de su entorno (sol, vegetación, lluvia, viento), transformando los elementos climáticos externos en confort interno, gracias a un diseño inteligente, con soluciones apropiadas y adaptables a las condiciones climáticas del lugar.

Esquema conceptual de la “arquitectura del dentro y del fuera” (Luxán García de Diego 2012)

Frente a esta solución, tenemos otras que se basan en crear unas condiciones ideales interiores a partir de un espacio aislado, estanco y cerrado, del cual haya sido excluida la influencia del medio físico externo. Un ejemplo claro de este tipo de estrategia sería el Passivhaus, basado en tres principios: un gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización.

Esquema conceptual de la “arquitectura del dentro” (Luxán García de Diego 2012)

Una de las principales diferencias de estos sistemas se debe a la manera en que se concibe el diseño/construcción de estos inmuebles: mientras que por un lado, la bioclimática pone el esfuerzo en un correcto diseño que aproveche los aportes beneficiosos del entorno al tiempo que se protege de los inadecuados, la arquitectura que se cierra al interior genera una envolvente sobre-aislada que independice totalmente el ambiente interior del exterior.

Otra diferencia fundamental entre ambas estrategias es que la primera implica activamente al usuario en un correcto juego de apertura y cierre de los huecos para la adecuada regulación del paso u obstrucción de los distintos agentes climáticos por medio de elementos como portones, cristales, fraileros, cortinas, etc. mientras que la segunda se basa en el acondicionamiento térmico por medios internos, que tradicionalmente se basaba en la aplicación de fuentes de calor natural como la chimenea, el brasero o los calentadores de camas, pero que hoy en día -debido al aumento de las exigencias de confort, la disponibilidad de equipos mecánicos y el empleo de estas estrategias también en climas cálidos- lo hace a través de medios mecánicos que garanticen la renovación del aire y la climatización del mismo (refrigeración o calefacción) sin que el usuario tenga que intervenir en este proceso, a costa del consumo (normalmente bajo) de estos dispositivos.
Entonces, ¿qué sistema funciona mejor?
Pues dado que el primero se basa en manipular con habilidad e inteligencia las condiciones climáticas del entorno para introducirlas en la vivienda cuando sean necesarias y así obtener unas correctas condiciones interiores, parece que esto será más fácil cuanto más benigno sea el clima, es decir, cuanto más se acerque éste a las condiciones de confort; mientras que por contra, en climas extremos, muy alejados de una temperatura y humedad adecuadas, tenderemos a protegernos en mayor medida de estas condiciones atmosféricas inadecuadas y por tanto buscaremos estrategias basadas en el segundo sistema.

Por tanto, no es casual que en climas más extremos -como los que se dan en el norte de Europa- tenga mucha fuerza el Passivhaus, mientras que en latitudes más próximas al Ecuador, donde los climas son mas suaves, como en España -y por supuesto mucho más en Canarias- sea más común el empleo de estrategias bioclimáticas que pueden conseguir unas magníficas condiciones interiores con unos menores costes de construcción y mantenimiento.
Fuentes: SANTIAGO RODRÍGUEZ, E. "CASA EN LAGARTERA: TOLEDO" En LUXÁN GARCÍA DE DIEGO, M. 2012. Habitar Sostenible. Integración medioambiental en 15 casas de arquitectura popular española. Madrid: Centro de Publicaciones Secretaría General Técnica Ministerio de Fomento y Del Toro & Antúnez ARQUITECTOS

10 comentarios:

  1. Buen reumen, pero creo que no se puede decir que España tenga un clima suave. Una gran extensión del territorio tien más influencia continental o de montaña y abundan los extremos. Las diferencias entre Frankfurt y Segovia no son tantas como la gente pueda pensar en un principio. El Estandard Passivhaus se adapta al clima: incluso hay adaptaciones del estandard Passivhaus a climas tropicales!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimados compañeros:

      Muchas gracias por leernos y por el comentario.

      Evidentemente cualquier generalización deja fuera a los extremos, lo que no significa que sea útil para hacernos una composición de lugar general que luego hay que matizar para cada caso. Si nos ponemos puntillosos, incluso en Canarias, en lo alto del Teide nos encontramos con un clima extremo, pero esto sería desvirtualizar el discurso sin ningún fin.

      En cuanto la adaptación del estandard Passivhaus al clima cálido, permítanme un cierto recelo al respecto, dado que por los casos que conocemos no es la solución más adaptada al lugar (con todas las connotaciones que eso conlleva) por lo que en algunos casos está creando ciertos quebraderos de cabeza (usuarios que no entienden cómo en un clima agradable y al lado del mar no pueden tener las ventanas abierta para disfrutar del murmullo del mar, por ejemplo).

      Nuestra experiencia nos dice que las recetas (aunque exista un intento de adaptación) no son la mejor solución en la arquitectura. Más información: http://blog.deltoroantunez.com/2014/03/passivhaus-en-canarias.html

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar
    2. No estoy de acuerdo con ese comentario de los usuarios que no pueden abrir la ventana para escuchar el murmullo del mar...¿quien se lo impide? Passivhaus establece las condiciones de confort, pero si la temperatura exterior es agradable para poder abrir las ventanas, ¿porque no las abren?.

      En cuanto al articulo en general, me parece que expone ambas situaciones como si fuesen estrategias incompatibles, cuando lo mas adecuado es una combinacion inteligente de ambas. Es mucho mas facil aproximarse a un estandar de vivienda pasiva, adoptando estrategias de diseño bioclimatico, y las estrategias de ventilacion natural, pueden ser adecuadas en segun que climas o no. Lo fundamental es estudiar bien el proyecto, y dar con la solucion conveniente en cada caso, persiguiendo el confort con el optimo economico.

      Quiza el clima de Canarias, permite soluciones casi integramente bioclimaticas, pero no es lo que ocurre en gran parte del territorio peninsular. Por otra parte, recordar que la ventilacion mecanica con recuperacion de calor, no es imprescindible para llegar a passivhaus, que es un estandar de confort, y si bien tiene unos parametros que permiten certificar de forma automatica, tambien tiene unos criterios de confort, que permiten certificar de forma indirecta utilizando unicamente estrategias pasivas.

      Eliminar
    3. Estimado Luis:

      Efectivamente se han mostrado las situaciones extremas para aclarar los conceptos, pero en la realidad las cosas no suelen ser blanco o negro.

      Al final lo importante es estudiar cada situación y dar la solución más adecuada con el menor coste posible (muchas veces los arquitectos nos olvidamos que disparamos con pólvora ajena).

      Muchas gracias por el comentario y por leernos.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar
  2. Gran resumen. Claro y fácilmente entendible para novatos en la materia como yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Rubén:

      Nos alegra saber que trasmitimos las ideas en un lenguaje sencillo y llano apto para el público en general, a pesar de que tratemos de temas técnicos y especializos para profesionales del sector.

      Muchas gracias por el comentario y por leernos.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar
  3. Grato articulo, claramente apunta el futuro ... da para un bonito "debate", tal como materiales a emplear, instalaciones ... etc

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Hoplita:

      Precisamente les invitamos a que utilicen este espacio como punto de debate para este y otros temas relacionados con la arquitectura y la sostenibilidad.

      Muchas gracias por el comentario y por leernos.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar
  4. muy buen artículo, conceptualiza y a la vez es flexible. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimados amigos:

      Muchas gracias por leernos y por el comentario.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar