25 de julio de 2022

Aspectos a tener en cuenta a la hora de instalar un equipo de aerotermia

Si nos ponemos a analizar el mercado con detención, podremos observar sin esfuerzo que cada vez es más común, a nivel doméstico, el uso de equipos de aerotermia para climatización y producción de agua caliente sanitaria.

Esto no es algo casual, sino que se basa en la gran cantidad de ventajas en comparación con los sistemas tradicionales de climatización y agua caliente sanitaria que se basan en la combustión.

La principal ventaja es, por supuesto, la reducción del consumo energético (Estos sistemas consumen un 70% menos que los tradicionales). El alto precio del gas natural y de la electricidad hace que reducir el consumo sea algo muy atractivo a la hora de elegir un sistema de climatización.

Ante tales ventajas, cada vez más gente solicita la instalación de sistemas de aerotermia en sus viviendas, aún sin tener en cuenta si es una buena idea o si es rentable. En este aspecto, es labor del técnico ver si es una buena opción e informar al usuario de ello y ejecutar de manera correcta la instalación de este tipo de sistemas.

Por eso, durante este artículo hablaremos de algunos de los aspectos técnicos más importantes a la hora de diseñar y ejecutar correctamente una instalación de aerotermia.

Selección de la unidad exterior

Para que la unidad exterior seleccionada sea la mejor, es necesario tener en cuenta dos condiciones. La primera son los elementos terminales que van a ir con la instalación (suelo radiante, fancoils, radiadores…), puesto que condicionan la tecnología de bomba de calor que se empleará. La segunda, la potencia térmica que se requiere en la instalación. Aquí cabe destacar que los equipos suelen tener incorporada una resistencia de apoyo para las horas más frías del año y como medida de seguridad para algún proceso interno del sistema, por lo que se aconseja no sobredimensionar las unidades para trabajar la totalidad de horas sólo con bomba de calor.

Si se hace esto, la etapa mínima del inverter se elevaría a un punto que produciría un un funcionamiento On/Off de la unidad en épocas intermedias. Lo ideal es que esa resistencia simplemente aporte entre un 3 y un 5 por mil de la energía que aporte el equipo. 

Selección de la unidad interior
Aquí cabe diferenciar entre las unidades que pueden acumular y producir agua caliente sanitaria y las que requieren de un depósito independiente para realizar dicha función. Las últimas que hemos mencionado son las mejores para ubicaciones con poco espacio (sobre todo de altura) porque poseen dimensiones reducidas.

Si atendemos a las primeras, tendremos que prestar atención al volumen que pueden suministrar a una temperatura de referencia (p.e. 40ºC) y si admiten la posibilidad de bivalencias para hibridación con otro tipo de energías.

Consideraciones técnicas unidad exterior e interior

Existen algunos puntos que se deben tener en cuenta para las unidades exteriores e interiores:

  • Hay que elegir una ubicación que respete las distancias mínimas que se describen en el manual de los diferentes equipos, ya sea para garantizar el correcto funcionamiento como para su mantenimiento.
  • Se tienen que ubicar en lugares donde los niveles de ruido no sean molestos.
  • Hay que prestar atención a las posibilidades de integración arquitectónica y a los niveles de eficiencia energética de las unidades.

Hibridación con otro tipo de energías

Si vamos a querer instalar otro tipo de energía complementaria (como puede ser la energía solar) hay que fijarse en unidades que lleven incorporado un sistema de gestión para este tipo de fuentes de energía.

Interconexión entre unidad exterior e interior

Si la interconexión se realiza con gas refrigerante, asegúrate de que la sección de tubería y las distancias máximas y mínimas especificadas en el manual de instalación estén dentro de los valores proporcionados por el fabricante.

Si se utiliza agua para la interconexión, se debe prestar atención a la presión disponible en la bomba, así como al aislamiento de tuberías y accesorios según normativa (R.I.T.E.) para evitar condensaciones y pérdida de rendimiento general.

Garantizar caudal y volumen de la instalación

Todos los sistemas aerotérmicos requieren un caudal y volumen mínimos para funcionar correctamente. Esto se debe a que en la operación de descongelación, dado que se realiza invirtiendo el ciclo de refrigeración, la energía para derretir el hielo en las celdas de la unidad exterior proviene del dispositivo, especialmente del agua que circula por el dispositivo.

Si la cantidad de energía (agua) o la velocidad de transmisión (caudal) son insuficientes, se pueden producir daños irreversibles en el dispositivo. Por lo tanto, es posible que sea necesario instalar válvulas de presión diferencial y tanques de compensación para garantizar la seguridad de la unidad.

Otros aspectos hidráulicos

Se deben instalar drenajes en todos los puntos bajos del sistema para drenar completamente el circuito de agua y asegurar el drenaje adecuado de la condensación que pueda ocurrir durante el funcionamiento del equipo.

Se debe verificar que los vasos de expansión utilizados para los circuitos de calefacción y ACS tengan la capacidad suficiente para acomodar el volumen de agua en ambos sistemas.

Y, no olvides que la calidad del agua cumpla con la Directiva Europea 98/83/CE como normativa nacional/local, y en el caso de tuberías de plástico utilizar tuberías con barrera de oxígeno. 

Protecciones eléctricas y sección de cables

Hay dos elementos principales con un potencial de demanda eléctrica actual muy alto. Son el compresor y las resistencias de apoyo. Es importante asegurarse de que se utilicen las secciones transversales de conductor correctas y se seleccione la protección eléctrica, ya que estas pueden variar considerablemente de una unidad a otra. Todas estas protecciones están definidas en el manual de instalación.

2 comentarios:

  1. Hola. Interesante artículo. Sobre todo a la hora de combinar varias instalaciones o e elección de los diferentes modelos de aporte calórico/ o frío en la vivienda.
    Está claro que la aerotermia es el presente, pero viviendo en unas islas volcánicas como las Canarias, ¿cómo no se hacen proyectos e instalaciones que usen la geotermia? Conozco un ingeniero suizo que vive aquí en La Laguna que precisamente hace este tipo de proyectos (geotérmicos) para clientes en Suiza. No deja de ser pradójico, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Carlos, muchas gracias por el comentario.
      Lo que indicas de la geotermia y los clientes suizos tiene su explicación: Hoy por hoy, la geotermia es difícilmente amortizable, ya que, a pesar de su bajo consumo energético, tiene un coste de implantación muy alto.
      El que los suizos sí la instalen se debe, principalmente, a dos cuestiones: provienen de un clima mucho más frío, donde los gastos de climatización son mucho más elevados y, por tanto, la amortización es más viable (por lo que tienen una cultura más arraigada en el empleo de este tipo de tecnologías) y poseen un poder adquisitivo mayor, por lo que pueden darse el lujo de proceder a la alta inversión inicial que supone la geotermia.
      Nuestra experiencia es que, en todos los estudios que realizamos para uso residencial, no era rentable, únicamente hemos conseguido su rentabilidad en un gran edificio administrativo.
      Espero haberte sido de ayuda.
      Atentamente, un saludo.

      Eliminar