Banner de consentimiento

29 de junio de 2020

Desgranando el HE 2019: HE 4 ACS

Este post forma parte de una serie de artículos breves que, de forma minuciosa, pretenden aclarar algunos de los aspectos más importantes del nuevo Documento Básico HE - Ahorro de energía, del 20 diciembre 2019.
En este caso se tratará la contribución mínima de energía renovable para cubrir la demanda de agua caliente sanitaria (ACS).
Imagen de Reto Gerber en Pixabay
La primera de las consideraciones a tener en cuenta, de cara a las modificaciones que sufre la Sección HE 4 2019, está en su ámbito de aplicación, pasando de una demanda mínima de ACS de 50 l/d a 100 l/d. Este aspecto, que a priori puede parecer baladí, supone que una vivienda unifamiliar de 2 dormitorios, antes sí tenía que cumplir esta sección, mientras que a partir de ahora queda exenta, lo que supone, en este sentido, una disminución de las exigencias.

También se liberaliza el origen de la energía renovable, que pasa de ser por medio de energía solar térmica (como sistema de referencia) a la energía procedente de fuentes renovables, procesos de cogeneración renovables (generación simultánea en el mismo proceso de energía térmica y eléctrica y/o energía mecánica.) recuperadores de calor ajenos a la propia instalación térmica del edificio; bien generada en el propio edificio, bien en el perímetro próximo del mismo (la electricidad producida en las proximidades del edificio o a través de la conexión a un sistema urbano de calefacción) o bien provenientes de biomasa sólida.

No podrá considerarse la porción renovable de la electricidad de la red.

Otra diferencia importante se registra en los niveles de contribución energética renovable mínima anual exigida para cubrir las necesidades de ACS y de climatización de piscina, incluyendo las pérdidas térmicas por distribución, acumulación y recirculación, que ya no están condicionada por la zona climática. Del amplio abanico de posibles contribuciones del documento anterior (30-70%, según localización y demanda) se pasa al 60% cuando la demanda de ACS sea inferior a 5000 l/d y del 70% para el resto de casos. Una demanda de 5000 litros/día equivale a un edificio residencial privado con 56 viviendas de tres dormitorios o un hotel de cuatro estrellas con 46 habitaciones dobles.

Se define o aclara cuándo se puede considerar la contribución renovable, a efectos de esta sección, de las bombas de calor destinadas a la producción de ACS y/o climatización de piscina. Será cuando dispongan de un valor de rendimiento medio estacional (SCOPdhw) superior a 2,5 cuando sean accionadas eléctricamente y superior a 1,15 cuando sean accionadas mediante energía térmica, calculado a partir de la temperatura de preparación del ACS, y que no será inferior a 45ºC.

En este caso, sólo una parte de la energía proporcionada por las bombas de calor podrá considerarse como energía procedente de fuente renovable (ERES) y se calculará de acuerdo con la fórmula siguiente:
ERES=Qusable x (1-1/SCOP)
Siendo:
  • Qusable: Calor útil total estimado proporcionado por la bomba de calor [kWh]
  • SCOP: rendimiento medio estacional
Por ejemplo, si disponemos de una demanda energética total de ACS correspondiente a 1.000 kWh, una bomba de calor que disponga de un valor de SCOP de 2,5, que produzca el 100% de la demanda de ACS proporcionaría la siguiente energía Renovable:
ERES= Qusable(1-1/ SCOP) = 1.000 kWh x (1-1/2,5)=600 kWh
Es decir, que la bomba de calor daría una contribución renovable de un 60% sobre la demanda total de ACS.

De cara a determinar correctamente el factor de rendimiento medio estacional de las bombas de calor para uso agua caliente sanitaria (SCOPdhw) se recomienda consultar la Nota informativa sobre la instalación de bombas de calor para producción de ACS en sustitución de la contribución solar mínima de ACS exigida por la HE4 del CTE emitida por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial.

Además, la contribución renovable mínima para ACS y/o climatización de piscinas cubiertas podrá sustituirse parcial o totalmente por energía residual procedente equipos de refrigeración, de deshumectadoras y del calor residual de combustión del motor de bombas de calor accionadas térmicamentesiempre y cuando el aprovechamiento de esta energía residual sea efectiva y útil para el ACS (un 20% como máximo procedente de equipos de refrigeración en edificios residenciales)Únicamente se tomará en consideración la energía obtenida por la instalación de recuperadores de calor ajenos a la propia instalación térmica del edificio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario