Banner de consentimiento

16 de diciembre de 2019

La tarifa adecuada para tu casa eficiente

Una casa eficiente es aquella que está ideada de tal forma que invita al ahorro energético y, como consecuencia, al económico. Ningún detalle está hecho al azar: luces, distribución, paredes, ventanas… En este artículo te contamos cómo encontrar una tarifa que invite al ahorro en tu casa eficiente.


Una casa eficiente brinda muchas posibilidades de ahorro energético. Escoge una tarifa que lo potencie y consigue que el ahorro llegue a tu bolsillo.
La tarifa adecuada para tu casa eficiente
Una casa eficiente es una buena base para el ahorro de energía y de dinero. No obstante, no es suficiente. En el caso de que esta edificación comience desde cero será necesario dar de alta la luz. Desgraciadamente, este trámite no es inmediato, si te estás preguntando cuánto tardan en dar de alta la luz tienes que saber que todas las distribuidora están obligadas a manejar los mismos plazos, que suelen ser entre 5 y 7 días hábiles. Además, tampoco es gratuito, el precio de dar de alta la luz depende de la potencia contratada así como de otros factores como la localización del suministro.

No obstante, para que los suministros se activen, el consumidor habrá elegido anteriormente las ofertas de gas natural y de luz que le interesan. Para ello, es conveniente conocer las necesidades energéticas de la vivienda y utilizar un comparador para encontrar las tarifas de luz y gas que ofrecen el kWh más barato. Una vez que ya tengas claro qué compañía o compañías contratar para tus suministros de luz y gas natural ponte en contacto con las empresas para empezar a hacer los trámites cuanto antes.

Resumidamente, primero se ha de elegir la modalidad que se adapta a tu vivienda por tus necesidades energéticas concretas y después observar qué ofertas ofrecen cada empresa. Para una casa eficiente cuyos consumos se centran en las horas nocturnas -con tan solo el 30% del consumo total será suficiente- pueden optar por contratar una tarifa de discriminación horaria. Esta modalidad se caracteriza por ofrecer un precio del kWh más barato durante la franja horaria que hay menos demanda de energía, es decir, en verano de 23:00 a 13:00 y en invierno de 22:00 a 12:00.

Asimismo, la discriminación horaria es perfecta si la vivienda eficiente cuenta con una instalación de autoconsumo. Puesto que durante el día se abastecerá de la energía solar transformada y durante la noche pagará más barato su consumo. Sin duda, el futuro va hacia las energías renovables, pero ¿es posible que una vivienda se nutra 100% de estas?
Ahorra con tu potencia eléctrica
En muchas ocasiones, se toman medidas en el hogar para conseguir mejorar su eficiencia energética y apenas se ven reflejadas en la factura. Esto sucede porque tal vez estemos pagando términos fijos innecesarios, como una potencia eléctrica elevada. Esto quiere decir que no necesitas tantos kilovatios puesto que no conectas tantos electrodomésticos de forma simultánea.  ¿Los plomos de tu casa saltan a menudo? ¿O por el contrario nunca te has encontrado en esa situación? Tal vez estés pagando por una potencia que no necesitas y, esto supone una cantidad determinada en cada factura. Cuanta más potencia, más pagas. De hecho, se calcula que cada kW que se reduzca es un ahorro de hasta 50 euros al año, pero eso sí, cuidado con quedarte corto. 

Calcula cuánta potencia precisará tu instalación eléctrica con los electrodomésticos que forman parte de tu vivienda: 
  • Lavavajillas: 1,5 - 2,2 kW
  • Lavadora: 1,5 - 2,2 kW
  • Calefacción eléctrica: 1 - 2,5 kW
  • Horno: 1,5 - 2,2 kW
  • Cocina vitrocerámica: 0,9 - 2 kW
  • Frigorífico: 0,25 - 0,35 kW
  • Aire acondicionado: 0,9 - 2 kW
  • Microondas: 0,9 - 1,5 kW
  • Televisor: 0,15 - 0,4 kW

Los hogares medios tienen estas potencias: 
  • 4,6 kW: para una casa de tamaño que no tenga un aparato de climatización conectado al mismo tiempo que muchos electrodomésticos. 
  • 5,75 kW: es ideal para una casa más grande que necesita utilizar muchos electrodomésticos de forma simultánea
  • 6,9 kW: una vivienda grande que precisa de una instalación que soporte la climatización y el uso de electrodomésticos. 

Fuente: Pauline Charvin, Departamento de Comunicación y Marketing en papernest 

No hay comentarios:

Publicar un comentario