Banner de consentimiento

15 de octubre de 2019

Otras medidas de mejora del certificado de eficiencia energética

Uno de los puntos más importantes, de cara a la realización de un certificado energético de un edificio existe, es la propuestas de una serie de recomendaciones de medidas de mejora que permitirían aumentar el nivel de eficiencia energética.
Este anexo, evita que el certificado energético sea una mera herramienta de información, para convertirse en un mecanismo para la adopción de medidas para reducir las emisiones y mejorar la calificación energética de los edificios. Pero desgraciadamente, este apartado de vital importancia se está realizando, generalmente, de forma incorrecta o, al menos, incompleta.
Veamos que falta indicar en la mayoría de los certificados energéticos que se registran y cómo subsanar dicha deficiencia.

Según el punto f) del Artículo 6. Contenido del certificado de eficiencia energética del Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, entre el contenido obligatorio que ha de contener este certificado, en el caso de que se trate de un edificio existente, es necesario incluir un documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética, a menos que no exista ningún potencial razonable para una mejora de esa índole. Las recomendaciones incluidas en el certificado de eficiencia energética abordarán:
  1. Las medidas aplicadas en el marco de reformas importantes de la envolvente y de las instalaciones técnicas de un edificio, y
  2. Las medidas relativas a elementos de un edificio, independientemente de la realización de reformas importantes de la envolvente o de las instalaciones técnicas de un edificio.
Con respecto a las medidas indicadas en el punto 1, se refiere a aquellas que desarrollamos con el propio programa de certificación, como puede ser la mejora del aislamiento térmico, la sustitución de las carpinterías por otras más aislantes y/o estancan o la instalación de equipos más eficientes.

Pantalla de introducción de medidas de mejora en el CE3X
Estas medidas son siempre introducidas, ya que la herramienta tiene un apartado específico para ello, además de que nos alerta en caso de omisión u olvido.

Sin embargo, las que hacen referencia el punto 2 son las grandes olvidadas del certificado energético debido, entre otras causas, al desconocimiento de los certificadores, que en muchos casos realizan los certificados sin ninguna formación mínima, ni más siquiera se han leído el RD en algunos casos; y a que estas medidas no se introducen mediante la herramienta de certificación sino de forma manual.

¿Pero a que medidas de mejoras se refiere entonces?

Con la intención de que esta carencia casi generalizada en los certificados energéticos acabe de una vez, vamos a explicar cómo cumplir adecuadamente con este punto del artículo 6 del RD 235/2013.

Además de las medida anteriormente citadas, para las cuales es necesario la realización de obras de mayor o menor cuantía, y cuyos efectos son medibles y, por tanto, es posible estimar los ahorro producidos por su efecto, existen otras medidas relacionadas con acciones o buenas prácticas no cuantificadas en la calificación de eficiencia energética pero que tienen una incidencia en el consumo y en el comportamiento energético del edificio.

En este sentido, y de cara a tomar unos ejemplo que nos aclaren más este aspecto y que nos puedan servir de referencia para nuestros futuros certificados energético, vamos a tomar aquellas medidas que, de manera concisa, recoge la Guía de recomendaciones de eficiencia energética; certificación de edificios existentes CE3X, y que divide en tres grupos:

1. Medidas que afectan a las instalaciones de energía:
  • Colocación de termostatos en viviendas:
  • Ubicación en zonas que no sean ni demasiado calientes ni frías.

  • La temperatura de confort es de 20 a 21º en invierno y en verano de 23 a 25º. Por cada grado que aumente la calefacción o disminuya la refrigeración se consume entre un 8-10 % más de energía.
  • Incorporación de sistemas de regulación y control en el sistema de calefacción y/o refrigeración.
  • Limpieza de los quemadores de los equipos de combustión y de los filtros del aparato de climatización.
  • Adición de aislamiento térmico en el sistema de distribución de calor/frío.
  • Incorporación de contadores individuales para calefacción centralizada.
  • Mejora de la eficiencia de las luminarias en vivienda: La utilización de lámparas fluorescentes o LED reduce el consumo eléctrico frente a las lámparas y luminarias convencionales.
  • Incorporación de sistemas de control y regulación en la instalación de iluminación: Interruptores automáticos, sensores de presencia, limitadores de la intensidad, interruptores divididos que el encendido de unas zonas y otras no aprovechan la energía adaptándola a las necesidades.

2. Medidas que afectan al comportamiento del edificio:

  • Adecuada utilización de las persianas:

  • Durante el periodo de calefacción, apertura durante el día para acceso de la radiación solar y cierre durante la noche para evitar las pérdidas de calor.
  • Durante el periodo de refrigeración, controlar el bloqueo de la radiación solar.
    • Aprovechamiento de la iluminación natural: mantenimiento y limpieza de los vidrios. El máximo aprovechamiento de luz natural reduce el consumo de luz artificial.
    • Ventilación controlada en el periodo invernal para reducir la demanda de calefacción. Para ventilar completamente una habitación se estima como suficiente con abrir las ventanas 10 minutos.
    • Ventilación nocturna en periodo estival o cuando las temperaturas son más frescas, para reducir la demanda de refrigeración. 
    3. Equipamiento:
    • Adquisición de electrodomésticos de máxima calificación energética, y que integren programa de ahorro de energía.
    • Adquisición de electrodomésticos bitérmicos, en el caso de existir instalaciones solares.
    Pues bien, ahora que tenemos claro a qué tipo de medidas nos referimos, ya sólo falta saber en que parte del certificado las introducimos. Y en este punto la respuesta también es fácil, en el único apartado que nos permite incluir  todos aquellos comentarios que el técnico considere necesarios: Pruebas, comprobaciones e inspecciones realizadas por el técnico certificador, que a pesar de su nombre se ha convertido en un cajón desastre donde incluir todos aquellas exigencias del Real Decreto 235/2013 que no generan las herramientas informáticas de forma automática, como los requisitos medioambientales exigidos a las instalaciones térmicas o la información dirigida al propietario o arrendatario sobre dónde obtener información más detallada de las recomendaciones incluidas en el certificado, incluida información sobre la relación coste-eficacia de las recomendaciones formuladas en el certificado, entre otros. A la hora de registrar el certificado energético, la plataforma informática de algunas CCAA permiten añadir, en el proceso de registro y dentro del apartado de medidas de mejoras, estas medidas.

    Del mismo modo que pasa con las medidas relativas a elementos de un edificio, independientemente de la realización de reformas importantes de la envolvente o de las instalaciones técnicas de un edificio, los requisitos medioambientales y los datos de dónde obtener información más detallada de las recomendaciones, suelen ser difícil de encontrar en la gran mayoría de los certificados, más cuando se cobra 40€ por los mismos.

    En futuras entradas abordaremos estos temas.

    Fuente: Curso Método Simplificado de Certificación Energética de Edificios Existentes

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario