Banner de consentimiento

26 de julio de 2018

La destiladera como elemento bioclimático

La destiladera, híbrido entre elemento arquitectónico y mueble, tiene una interesante función de regulador de las condiciones higrotérmicas dentro de la vivienda.
Por desgracia este elemento ya no se construye (o al menos cuesta mucho conseguirlo), encontrándose en decadencia
Talla de piedra.
Fuente: Proyecto TSP de la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad 

La destiladera -sistema de filtración, purificación y refresco para el agua- con el tintineo monótono y brillante del agua que cae es un importante elemento común en todas las islas Canarias. Empleadas para filtrar el agua proveniente de la lluvia y almacenada en los aljibes -la purifica y la hace apta para el consumo-.
Se situaban en un voladizo en una parte ventilada, en los patios, balcones, galerías o zonas estratégicas del interior de las viviendas como corredores o incrustadas en vanos de muros o muebles exentos o incluso en la cocina, donde circulase el aire para su enfriamiento, sirviendo para refrescar el ambiente.
Breve descripción
La destiladera -en Lanzarote, Tenerife, La Gomera y El Hierro-, pila -en Gran Canaria y La Palma- o armadero o armero de pila -en Fuerteventura-. consiste en un cuenco de piedra donde se vierte el agua. La filtración de la misma a través de este cuenco purifica el agua y la hace apta para su consumo.

La podemos encontrar en tres disposiciones principales, situada en un vano de la pared, volada en el antepecho de un corredor o como un elemento mueble totalmente exento.

Cuando se encuentra en una pared, no suele posicionarse en paredes exteriores y menos si son fachada, sino que suele situarse en la de comedor que da al patio o a una galería para así ser practicable desde ambos lados -desde la estancia y desde el patio-.

En caso de situarse en voladizo, está compuesto de una armadura y celosía realizada en madera y cubierta en su parte superior con una pequeña cubierta para proteger su interior del sol.

Cuando constituye un mueble, tiene el aspecto de un armario de madera con planta cuadrada y proporción esbelta, con sus paredes de celosía, reja o persiana.

Definición constructiva
La destiladera consta normalmente de tres partes que se superponen:

De arriba a abajo, nos encontramos la piedra de destilar, formada por una piedra de toba porosa y de grano fino, de forma semiesférica y ahondada por su parte superior, con un reborde para apoyarse. Frecuentemente crece en la piedra de destilar un culantrillo (helecho), que preserva la humedad y evita la evaporación del agua.

Bajo ésta, se encuentra el bernegal o vasija de barro grande, con forma de tinaja achatada, tapada por un plato agujereado que permite que el agua que se filtra a través de la piedra de destilar se acumule en la vasija sin que caiga polvo o insectos en ella y la mantiene fresca gracias a la evaporación superficial de la que se filtra a través de los poros esta vasija.

Fuente: Eduardo Martín del Toro y Sara Acosta Pérez

Por último, en algunos casos, la parte inferior se emplea como fresquera para la conservación de algunos alimentos. Las pilas resaltadas carecen, por lo común, de esta parte baja.

Su estructura está construida con madera de tea, normalmente con puertas de celosía con el fin de preservar el interior de los rayos del sol y permitir el paso del aire.
Estrategias bioclimáticas
La destiladera, como parte de la arquitectura tradicional, está perfectamente diseñada para cubrir necesidades no sólo de confort, sino que posee una variedad de funciones. Por un lado, filtra, purifica, almacena y mantiene fresca el agua recogida de la lluvia y normalmente acumulada en el aljibe.

Por otro lado, cuando posee un tercer cuerpo, el inferior, funciona como fresquera para el almacenamiento de alimentos perecederos.


Fuente: Eduardo Martín del Toro y Sara Acosta Pérez

Por último, y el caso que más nos interesa de cara a este estudio, es un regulador de la humedad y temperatura de la vivienda, como precursor del aire acondicionado actual.

Colocada estratégicamente en zonas de corriente de aire, permite el paso del aire a su través, gracias a su estructura de madera permeable mediante celosías -o también rejas o persianas-, al tiempo que la protege de la radiación directa del sol, lo que permite la evaporación superficial del agua que rezuma del bernegal a través de sus poros, aumentando la humedad del aire y reduciendo su temperatura, por medio de la energía (calor) tomada del recipiente y del aire en su cambio de estado de líquida a gaseosa (evaporación), manteniendo fresca la atmósfera interior.
Referencias:
  • CARDENAL LLORÉNS, J. 2005. El armero o armadero de pila, Fuerteventura. Puerto del Rosario: Ayuntamiento de Puerto del Rosario, Concejalía de Cultura.
  • GONZÁLEZ CARRILLO, N.W. 1996. La arquitectura en Canarias. Santa Cruz de Tenerife: Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Santa Cruz de Tenerife.
  • MARTÍN DEL TORO, E. 2015.  Estrategias bioclimáticas en la arquitectura tradicional canaria. Tesis doctoral. ULPGC: Las Palmas de Gran Canaria.
  • PÉREZ VIDAL, J. 1963. "El Balcón de celosía y la ventana de guillotina (notas de arquitectura regional canaria)". Revista de Dialectología y Tradiciones Populares, vol. XIX, cuaderno 4, pp. 349-360.

4 comentarios:

  1. Gracias por la información, había perdido la pista sobre este tipo nevera natural, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Joan Carles, nos alegra mucho saber que el artículo ha resultado de utilidad. Atentamente, un saludo.

      Eliminar
  2. Gracias por darlo a conocer. Muy interesante.

    ResponderEliminar