14 de octubre de 2016

El sentido de la Eficiencia Energética

Estamos cansados de oír que es necesario que cada día seamos más eficientes energéticamente, que ahorremos energía, consumamos menos y que hagamos un buen uso de este bien. Incluso desde este mismo blog nos hemos sumado en varias ocasiones a este llamamiento. ¿Pero cuál es o cuáles son las razones que nos impulsan a esta reivindicación?


Economía familiar
La principal razón que lleva a la mayoría de la población a ser más eficiente energéticamente o a intentar ahorrar energía es una cuestión económica. Todo el mundo sabe que a menos consumo de electricidad, gas o gasoil menor va a ser la factura que vamos a tener que pagar, del mismo modo que pasa con nuestra factura de teléfono o de agua.

Y tal es así esta realidad que para la mayoría de los ciudadanos este artículo podría acabar en este punto, puesto que el resto de aspecto que vamos a tratar a continuación le preocupan poco o nada (aunque en la mayoría de las ocasiones y de cara a la galería digan lo contrario), lo que significa que si se implantara un sistema de tarifa plana energético del modo que ya empieza a ser común en muchas compañías telefónicas, el ahorro energético por parte del usuario medio sería nulo.

Pero veamos entonces en que otros aspectos influye el ahorro energético sin intentar hacer una lista exhaustiva de los mismos:
Contaminación
La producción de energía a partir de fuentes fósiles es uno de los principales causantes de la contaminación atmosféricas a nivel mundial. Ciudades como Pekín, México, Nueva Delhi o Madrid han pasado y pasan estragos a causa, entre otros, de las partículas en suspensión causando 2 millones de muertes al año.


Este punto se podría eliminar si empleásemos exclusivamente energías renovables como la solar, eólica o mareomotriz, entre otras, ya que el sol, el viento y el mar son fuentes de energía más que suficientes para proveernos de toda la energía que nos hace falta hoy en día y mucho más. Intereses políticos y sobre todo económicos son los que marcan la efectividad con la que se realiza el relevo de las energías fósiles hacia las renovables.
Redes de distribución
El aumento de la demanda de la energía supone la necesidad de ampliar las infraestructuras necesarias para distribuir la energía a lo largo del territorio con los costes económicos y ambientales que ello supone.

Las redes de distribución eléctricas o de gas natural, por ejemplo, suponen unas estructuras de alto coste de generación y mantenimiento -no exentas de peligro a lo largo de todo su recorrido- y de gran impacto visual en muchos casos, que periódicamente han de ser ampliadas e intensificadas por el aumento constante de demanda de energía.


La reducción de demanda energética por medio de actuaciones de ahorro y eficiencia energética, así como el empleo del autocomsumo y la autodistribución energética o balance neto -es decir, generando nuestra propia energía mientras nos mantenemos conectado a la red eléctrica de la que tomamos o vertemos energía según las condiciones de demanda y generación energética de nuestra vivienda- reduciría enormemente las solicitudes de las redes de distribución, ya que de este modo la energía se produce en nuestra propia vivienda o -en caso de necesitar de la red- la tomamos de nuestros vecinos, con lo que la demanda y las pérdidas energéticas en desplazamientos se reducen enormemente.
Economía nacional
España es un país deficitario energéticamente -dependiente del exterior- ya que carece de yacimientos de petróleo y tampoco tiene bolsas de gas, por lo que necesita comprar combustibles fósiles. Es el segundo país con mayor dependencia energética entre los grandes de una UE que necesita importar más de la mitad de la energía que consume.

Esto supone que un porcentaje importante del PIB sale de nuestro país para satisfacer nuestras demandas energéticas con un aporte de energías renovables de en torno al 12% cuando irónicamente España es el estado de más horas de sol de toda la UE.

En un país con una economía tan castigadas por la crisis es necesario reducir, hasta eliminar, la dependencia energética exterior a través de la eficiencia energética y el autoconsumo.

Estas son algunas de las razones que nos deben acercar a la eficiencia energética por el beneficio de todos. ¿Qué otras razones conoces por las cuales debamos ser eficientes energéticamente?

1 comentario:

  1. Creo que la eficiencia energética es un reto que todos deberíamos fijarnos como objetivo principal para reducir la huella de CO2 y el consumo de energías no renovables.

    En este artículo nosotros hablamos sobre diferentes soluciones que se pueden adoptar para conseguir una mayor eficiencia energética, por si te interesa!

    http://desigenia.com/reto-eficiencia-energetica/

    Un post muy interesante y que con tu permiso, compartiré en redes.

    Saludos!

    Desigenia S.L

    ResponderEliminar