Banner de consentimiento

10 de abril de 2013

Feldheim: el pueblo alemán sostenible

Feldheim es un pequeño pueblo alemán, muy similar a cualquiera de los que podemos encontrar en nuestro entorno, con sus poco más de 150 habitantes, que se encuentra a unos 90 km de Berlín, dedicados en su mayor parte a la ganadería.
En Feldheim no hay desempleo, mientras que algunos municipios de los alrededores registran tasas de hasta un 30% de paro.
La diferencia radica en que hace años decidieron apostar por la sostenibilidad y la autosuficiencia energética.


Y es que Feldheim es ligeramente distinto al país que lo acoge, pues se define como totalmente autosuficiente.
Estamos hablando, naturalmente, de autosuficiencia energética, sostenibilidad y ecología. Y es que el 100% de la energía que consumen estos alemanes se genera gracias a molinos de viento, paneles solares y biogás. Los precios, además, se fijan entre todos, consiguiendo estar así un 30% más bajos que la media.
Pero vamos a conocer un poco más este equivalente de la aldea gala de Astérix en el plano energético.
El tranquilo Feldheim
Feldheim es un distrito de la ciudad Treuenbrietzen, en Brandenburgo. El área de superficie del distrito es Feldheim 1570 hectáreas. Escuelas, guarderías y centros de cuidado infantil no están disponibles en en el pueblo. El jardín de infancia se cerró a finales de 1994.
Sin embargo, a pesar de ser un pueblo de granjas, inclinado hacia lo rural, ha conservado una parte de su población juvenil, que ahora tienen más incentivos para residir en el pueblo: precios más baratos y mayor respeto por el medio ambiente. Y es que si en 1996 la aldea estaba en franca decadencia, como fue el caso con muchos pueblos de la antigua Alemania Oriental, ahora no sólo es un sitio atractivo para vivir sino que resulta un reclamo turístico tanto para curiosos como para personas que quieren copiar este estilo de vida.
Ejemplo verde
La instalación de aerogeneradores comenzó a mediados de los años noventa, por su localización en una meseta expuesta a los vientos dominantes.
Vacas, cerdos y ovejas contribuyen de gran manera a la independencia energética de Feldheim. A la producción de energía eólica, que se fue incrementando con los años, se le sumó en 2008 la proveniente de una planta de biogas, con una potencia eléctrica de 500 kW.
La materia prima para su funcionamiento la proporcionan 2.000 m3 de purines y excrementos procedentes de granjas porcinas, más otros 1.500 m3 de explotaciones vacunas, junto con 6.150 toneladas de maíz y 650 toneladas de grano vegetal.
Esta planta genera 4 GWh de electricidad al año, que se distribuye a las casas y explotaciones de los vecinos mediante una red eléctrica local puesta en marcha gracias a las aportaciones de 3.000€ realizadas por cada uno de los vecinos, y 12.000 m3 de digestato que se devuelve a los campos como fertilizante a través de la cooperativa local de agricultores y ganaderos, encargada de gestionar la planta y suministrar la materia prima.
El calor producido durante la generación de electricidad se inyecta a un District Heating que suministra calefacción y agua caliente sanitaria a las viviendas, a las cuadras y a las empresas. La energía eléctrica generada localmente se consume en el propio municipio a través de la red eléctrica local. Para los días de mayor requerimiento de energía térmica se ha instalado otro District Heating de astillas.
La energía solar también tiene representación en este proceso, con un parque solar de 2,26 Mw. En 2008, se inauguró en las proximidades, concretamente en Selterhof, un parque solar de unas 45 hectáreas capaz de abastecer al año a 600 familias de 4 miembros mediante 9.844 módulos fotovoltaicos.

 Los resultados ha sido inmejorables
Los habitantes de Feldheim se ahorran 160.000 litros de gasoleo al año, con la consiguiente merma en la emisión de CO2 a la atmósfera.
El calor residual, producto de la generación de energía, se distribuye en forma de calefacción y agua caliente sanitaria a las viviendas y explotaciones del pueblo.
Los habitantes pagan el kwh un 31% más barato, que el precio que establece las grandes empresas suministradoras, y un 10% menos por la energía térmica.
Cada año 11.500 m3 de digestato, resultantes del proceso son devueltos al campo en forma de fertilizante.
Se han creado 30 puestos de trabajo directos con la puesta en marcha del proyecto. De hecho, no hay desempleo en Feldheim.
Ahora todo el pueblo está lleno de turbinas que aprovechan el fuerte viento de la zona. Lo último ha sido instalar una estación de recarga para los coches eléctricos.
Feldheim ha recibido varios premios por su trabajo en el campo de la energía renovable. Además el municipio tiene prevista la apertura en 2013 de un centro de visitantes para formar a estudiantes en el cambio del modelo energético. En definitiva, un imán turístico sobre la base de las energías renovables.
Fuentes: Diario del viajeroValles PasiegosECOticias

2 comentarios:

  1. Quisiera conocer un poco más sobre este pueblo, como hacen para que todos estén activos, incluyendo jóvenes y niños, veo que no hay escuelas, jardines de niños etc. ya que una de los principales atributos para la sustentabilidad que se manejan aquí en México son las escuelas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Eliza:

      Feldheim fue un pueblo a punto de desaparecer ya que no tenía niños y los jóvenes emigraban en busca de trabajo. Precisamente ahora, los jóvenes están volviendo a creer en sus posibilidades por lo que se espera que la población infantil vuelva a resurgir.

      Si quieres conocer más acerca de este pueblo: http://www.bioenergyinternational.es/noticias/News/show/bioenergy-international-espanol-n-17-disponible-online-gratis-537

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar