14 de marzo de 2016

Ventanas de PVC energéticamente eficientes

Si hablamos de eficiencia energética, probablemente las ventanas son los puntos con más debilidades en el cerramiento de una vivienda o edificio. Obtener una iluminación adecuada con luz natural, en cierta manera se contrapone al aislamiento térmico: durante el verano dan paso al ingreso de radiación solar hacia el interior del edificio, mientras que en el invierno son las áreas por donde se pierde mayor cantidad de calor. Esto conlleva a mayor gasto eléctrico, lo que no es nada sustentable… pero existen alternativas.
Elaboración de una ventana de PVC
En caso de que esté construyendo un inmueble desde cero, una decisión muy inteligente que el propietario puede tomar es adaptar técnicas y tecnologías para construir una vivienda o edificio energéticamente eficiente.

Es mucho más económico instalar ventanas eficientes energéticamente desde un principio -es decir cuando se está construyendo- que cuando se intenta reemplazar las ventanas ya que son instaladas desde el exterior, y el marco y el revestimiento son puestos una vez que la ventana esta colocada. Esto disminuye la posibilidad de fugas de aire alrededor de los marcos de las ventanas.

De cara a la hora de elegir el material de las ventanas, hay que tener en cuenta que los perfiles de la hoja y el marco representan entre el 20% y el 30% de la superficie de la ventana. Analizándolo desde una perspectiva térmica, la más importante propiedad es la transmitancia térmica o coeficiente U, el cual es definido como la transferencia térmica a través de un sistema constructivo por conducción, convección y radiación. Este coeficiente representa el flujo de calor que la atraviesa, entre la cara interior y exterior de la ventana. Cuánto más bajo sea el coeficiente U, más difícil será la transferencia de calor, por lo que tendrá más capacidad aislante. Dado que hay una gran variedad de ventanas, las posibilidades de conservación de energía son muy altas mediante el uso de modelos de PVC de alto rendimiento energético.



Uno de los principales puntos a favor de las ventanas aislantes de ruido y temperatura es que a menudo se podrán instalar equipos de aire acondicionado y calefacción más pequeños y menos costosos. Lo que se convierte en la compensación de la inversión inicial y la recuperación de la misma a medio plazo y a largo plazo un considerable ahorro de energía eléctrica.

Un inmueble eficiente energéticamente será más cómodo, ya que  consigue una temperatura agradable y homogénea en todo el inmueble. Otro punto a favor de las ventanas de PVC doble vidrio es que aíslan el ruido hasta en 32 dB (decibelios), esto se traduce en disminuir el ruido de una autopista a 15 mts de distancia con automóviles transitando a 120 km/h al ruido de una biblioteca.

Estos beneficios, así como la reducción en los montos de los recibos eléctricos, contribuirán a mejorar el valor de reventa de la casa.

También es importante mencionar que las ventanas de PVC doble vidrio no tienen problema con el fenómeno de condensación de agua, el cual se da cuando en el interior de una habitación o estancia cerrada hay una temperatura mayor que en el exterior y la humedad en el ambiente se condensa al entrar en contacto con una superficie con una temperatura muy distinta, por lo que, cuanto menor es el coeficiente de transmisión térmica U de la ventana, tanto menor es el riesgo de tener condensaciones.

La seguridad ante intrusiones, es alta gracias a los materiales de alta resistencia con que están elaboradas. En caso de incendio no son inflamables, esto quiere decir que no se queman generando más fuego, sino que simplemente el PVC se derrite. Lo que en caso de haber un incendio, contribuye a no hacerlo de mayores magnitudes.

Lo mejor de todo, es que este tipo de ventanas, al estar elaboradas con PVC, son reciclables en un 98%, por lo que al final de su larga vida útil (más de 50 años) pueden ser recicladas en su totalidad, junto al ahorro de uso de energía eléctrica, conforman una gran contribución para el planeta.

Son muchos los beneficios de las ventanas de PVC, tanto en seguridad, ahorro energético, aislamiento acústico y ecología. Por lo que se convierten en grandes aliadas para la construcción sustentable.
Fuente: Noé García, Euroventyc - México para Del Toro & Antúnez ARQUITECTOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario