7 de abril de 2014

La Graciosa quiere ser autosuficiente

Si bien tiene muy cerca el ejemplo de otra isla, El Hierro, que ya vislumbra ser 100% renovable, La Graciosa -aún de menor tamaño- está dando los pasos para ser la segunda isla (o islote) autosuficiente del archipiélago canario.
La Graciosa vista desde Lanzarote.
La pequeña isla de La Graciosa, situada al norte de Lanzarote, se integra en el que Archipiélago Chinijo, y es la única habitada de este conjunto que también conforman otros islotes, y que se enmarcan dentro de una Reserva Marina, la mayor de Europa, área de excepcional valor paisajístico y uno de los lugares más especiales de Europa. Sus calles de arena, sus casitas blancas y sus playas vírgenes hacen de ella una joya que exige un turismo respetuoso con el entorno.


Ahora, además, quiere convertirse en una isla energéticamente sostenible, sin depender de su vecina mayor, y con el objetivo de evitar completamente las emisiones contaminantes de CO2. El proyecto espera contar con fondos económicos de la Unión Europea con un proyecto de energía inteligente y microrred para La Graciosa.

El estudio técnico y económico de desarrollo de una microrred inteligente (smart grid) desarrollado por Endesa y el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) incluiría un sistema fotovoltaico distribuido en los techos de las casas existentes, pequeños aerogeneradores instalados diseminados por todo el pueblo, un grupo electrógeno funcionando con biogás, y un motor diésel de respaldo y la batería de flujo para el almacenamiento de energía.

Endesa participa en la iniciativa de isla energéticamente autosuficiente en La Graciosa
El objetivo es desarrollar una solución de suministro energético limpio para La Graciosa, a través de una microrred que disponga de inteligencia en los dispositivos de generación distribuida, almacenamiento energético, gestión activa y pasiva de la demanda, sistema fiable de predicción eólica y solar, contadores inteligentes que permiten la telegestión (smart-mettering), sistema de recarga para vehículo eléctrico, etc, y todo aquello que permita lograr la autosostenibilidad energética de la isla.

Ilustración del proyecto de La Graciosa.
Paneles solares y aerogeneradores.

La propuesta de desarrollo de esta microrred en La Graciosa se incorporará en las actividades de promoción de las energías renovables de la iniciativa europea del Pacto de las Islas, por el que se intenta contribuir desde las islas europeas al objetivo de la Comisión del 20-20-20 (20% de energías renovables, 20% de mejora en eficiencia energética y 20% de reducción de gases de efecto invernadero en 2020).


Incompatibilidades con el Planeamiento
A pesar de ser una iniciativa respaldada por el el Cabildo de Lanzarote, el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Teguise, se ha desarrollado de espaldas al planeamiento -Plan Insular de Ordenación de Lanzarote (PIOL)- ya que el vigente, al tener aprobación de 1991, no contemplaba este tipo de infraestructuras. También será difícil que el que se encuentra actualmente en proceso de tramitación les dé cobertura ya que al situarse dentro de un Espacio Natural Protegido de Parque Natural, la única zonificación posible en aplicación del Decreto 6/1997, de 21 de enero, por el que se fijan las directrices formales para la elaboración de los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales es de A, donde no caben este tipo de actuaciones. Sólo serán posible las actuaciones que se encuentre en el interior de los núcleos poblacionales (Caleta de Sebo y Pedro Barba), que fueron exceptuados por el Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, por el que se aprueba el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias en su ANEXO-RECLASIFICACIÓN DE LOS ESPACIOS NATURALES DE CANARIAS en el apartado DESCRIPCION LITERAL DE ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS DE LANZAROTE dentro del (L-2) Parque Natural del Archipiélago Chinijo, quedando incluidos en la zona D, reservada para suelos urbanos y asentamientos: Todo esto inviabiliza el proyecto propuesto desde el ITC tal cual esta planteado, por lo que se deberían buscar otras alternativas que sean sostenibles tanto energética como territorialmente. Confiamos en que el Plan Insular que se encuentra actualmente desarrollando su aprobación inicial, por Ezquiaga Arquitectura, Sociedad y Territorio con el asesoramiento de la empresa Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental (GESPLAN) consiga este objetivo.


Ilustración del proyecto de La Graciosa. Paneles solares.
Parece que en estos momentos, y dado los condicionantes normativos, es muy difícil conseguir el funcionamiento energético de La Graciosa en isla (de forma independiente al resto del archipiélago a través de una microrred AISLADA), pero sí parece viable -y necesario- la implantación de forma maximizada de las energías renovables con un consumo de suelo nulo en un delicado convenio entre Administración y población para obtener la colaboración de los gracioseros dado que los techos de sus viviendas tendrán que tener placas solares, mediante un sistema por fases que vaya reduciendo de forma paulatina la demanda energética que se recibe a través del cable submarino que procede de la central eléctrica en Lanzarote, pudiendo convertirse en un apoyo en las épocas de máxima ocupación (julio-septiembre: donde se triplica la población) mientras que puede recoger el excedente energético durante el resto del año.
Fuentes: Proyecto TRES - Instituto Tecnológico de CanariasendesaLos proyectos SmartCity de Endesa y Del Toro & Antúnez ARQUITECTOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario