14 de junio de 2012

Cómo Ahorrar Agua en el Hogar

Siguiendo con los consejos propuestos en un artículo anterior, hoy daremos una serie de recomendaciones para reducir el consumo de agua en nuestros hogares:



  • Compruebe el contador de agua y haga un seguimiento de consumo para detectar fugas. Arregle con urgencia las averías de grifos y cañerías y vigile los grifos mal cerrados. Un grifo que gotea pierde 30 litros diarios y puede ahorrarse hasta 180 litros.
  • Utilice aparatos con etiqueta ecológica, renueve sus aparatos (grifos, duchas y cisternas) por otros más modernos y eficientes.
  • Coloque atomizadores en los grifos: son unas pequeñas piezas que ‘mezclan’ el agua con aire y crean la sensación de mayor chorro con menor cantidad de líquido. Los encontrará en cualquier ferretería o tienda de bricolaje. Son artículos muy baratos y no hace falta ser ingeniero para su instalación: basta con desenroscar la boca del grifo, introducirlos y volver a enroscar. 
  • Recoja el agua de su aparato de aire acondicionado en un recipiente y úselo para regar.
  • Aísle las cañerías de agua caliente tendrá menos perdidas y conseguirá ahorrar agua y energía.


En la cocina
  • Al lavar los platos a mano, no deje el agua correr mientras los aclara. Llene un recipiente o un lado del fregadero para enjabonar y otro para aclarar.
  • No lavar los platos, la vajilla y los utensilios de cocina a mano. El uso del lavavajillas es más eficiente desde un punto de vista energético.
  • Utilice un sólo vaso para el consumo de agua diario. Esto reducirá el número de ocasiones en la que pone en marcha el lavaplatos.
  • Llene la lavadora y el lavavajillas, es donde más agua se gasta. Ahorrará 80 litros. Fregar los platos con el grifo abierto supone un consumo de unos 100 litros de agua.
  • Descongele los alimentos a temperatura ambiente, nunca bajo el grifo. Ahórrese 15 litros.
  • Lave la fruta y la verdura en un bol. Ahórrese 10 litros.
  • Cuando renueve los electrodomésticos búsquelo con la etiqueta ecológica. Piense en que un mayor precio hoy puede suponer un ahorro futuro.
En el baño
  • Cierre el grifo al lavarse los dientes o afeitarse. Un grifo abierto gasta más agua de la que se imagina, de 5 a 10 litros van al desagüe cada minuto.
  • Moje el cepillo de los dientes y acláralo. Coge un vaso de agua para enjuagarte los dientes. Cuando te laves los dientes con el grifo cerrado ahorrarás 19 litros de agua. Si deja el grifo abierto mientras se lavas los dientes puede malgastar casi 20 litros de agua.
  • Llene el lavabo cuando se afeite, sólo utilizará 5 litros de agua.
  • Tire de la cadena del inodoro sólo cuando sea necesario; no lo utilice de cenicero o papelera. Ahorrará los 6-8 litros de agua que contiene la cisterna.
  • Instale sistemas de doble descarga y de interrupción de descarga que permite escoger al usuario entre dos volúmenes diferentes de descarga de agua (6- 8litros ó 3-4 litros) o mediante la parada voluntaria de la descarga al volver a pulsar el botón.
  • Es sumamente eficiente y sencillo alimentar las cisternas de los inodoros con las aguas grises.
  • Si se da un baño ponga el tapón antes de girar el grifo y ajuste la temperatura del agua mientras la bañera se llena.
  • Dúchese en lugar de bañarse, ahorrará entre 60 y 150 litros.
  • Si te duchas con el grifo abierto mientras te enjabonas, puedes estar tirando 60 litros de agua.
  • Normalmente las duchas consumen hasta el 30% del agua doméstica. Un cabezal de ducha corriente gasta de 12 litros de agua por minuto y así, una ducha corta, consume unos 125 litros de agua.
  • Mantenga su ducha diaria por debajo de los 5 minutos, ahorrará hasta 3.500 litros al mes.
  • Puede 'recuperar' con un cubo el agua de la ducha que recoja el agua fría hasta que salga la caliente y utilizarla después para el urinario.
  • Orinar en la ducha en lugar de hacerlo en el retrete puede ahorrar más de 4.000 litros de agua por persona al cabo del año, según la ONG brasileña SOS Mata Atlántica.
  • Instale un calentador inmediato de agua. Así no necesitará que corra el agua hasta que salga caliente cuando se duche.
  • Bañe a los niños pequeños juntos.

En el exterior
  • Intente regar a primera hora de la mañana o al atardecer. Si riega en horas de sol, el 30% del agua se evapora. ¡Las plantas se lo agradecerán!
  • Mueren más plantas por un exceso de riego que por su falta. Asegúrese de mantener un riego adecuado.
  • Ajuste correctamente los aspersores y concentre el riego en las zonas verdes.
  • Instale un dispositivo detector de lluvia en los aspersores para evitar el riego innecesario.
  • No riegue el césped en días con fuerte viento. La eficacia de los aspersores será menor.
  • Divida el ciclo del riego en períodos más cortos para reducir la pérdida y permitirle una mejor absorción del agua.
  • Elija un sistema de consumo eficiente de irrigación por goteo para árboles, arbustos y plantas. El riego en las raíces es muy eficaz.
  • Deje crecer el césped más alto, disminuirá la evaporación del agua, especialmente si el verano es muy seco.
  • Riegue de manera que el suelo absorba toda el agua sin que se creen charcos ni pequeños ríos de pérdidas.
  • Airee el jardín. Haga pequeños agujeros en el césped cada 20 centímetros, así el agua penetrará mejor en el suelo y evitará que se escape por la superficie.
  • Riegue solamente el césped cuando lo necesite. Camine por el césped y si deja huellas, ha llegado la hora de regar de nuevo.
  • Escoja plantas autóctonas para su jardín y tiestos, consumen menos agua y dan mucho menos trabajo que las plantas exóticas, además atraen a mariposas y no exigen el uso de productos químicos para su mantenimiento.
  • Aproveche la primavera y el otoño para plantar el césped y las plantas del jardín. En estas estaciones las necesidades de riego son menores.
  • Utilice una capa de guijarros alrededor de las plantas para reducir la evaporación y ahorrar centenares de litros de agua al año.
  • Recoja el agua que utiliza para aclarar sus herramientas de jardinería y reutilícela para regar las plantas.
  • Dirija las salidas de canalones y otros sistemas de drenaje de agua hacia praderas, arbustos y árboles o, si puede, recójala: hay que tener un tanque para almacenamiento, así después se puede utilizar para el riego o para baldear el patio para no malgastar el agua potable.
  • Puede utilizar para sus plantas el agua que ha sobrado de las jarras de las comidas, de lavar las verduras... o incluso el agua del cuenco del perro o del gato cada vez que se la va a cambiar.
  • Cuando limpie la pecera reutilice el agua para regar plantas. Es rica en nitrógeno y fósforo, a la vez que riega, abonará y fertilizará.
  • Instale cubierta en su piscina y compruebe que no haya escapes ni en la depuradora ni en las bombas.
  • Utilice la escoba en lugar de la manguera para limpiar patios y terrazas. Así ahorrará 300 litros de agua cada vez que lo haga.
  • Lave el coche en lavaderos automáticos y si éstos reciclan el agua utilizada mejor.
  • Lave el coche con una esponja y un cubo, gastará menos de 50 litros. Lavar el coche con una manguera puede suponer un consumo de unos 500 litros de agua.
Milite por la causa. El mal uso del agua es un problema que afecta a todos. Si ve a sus amigos, familiares o vecinos derrochar agua sin ton ni son, ¡no lo consienta! Si ha leído hasta aquí, usted mismo podrá contarle a cualquiera un montón de trucos para ahorrar mucha agua con muy poco esfuerzo.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias nuy buenos TIPs para usar mas racionalmente el agua

    ResponderEliminar
  2. Estimado Gillermo:

    Muchas gracias por el comentario. Nos alegra que disfrute leyéndonos.

    Atentamente, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los consejos, los voy a tener en cuenta para ver si tengo o no resultado al momento de ahorrar agua ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Mauro:

      Espero que estos consejos te ayuden mucho. Ya nos contarás.

      Muchas gracias por leernos.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar