Banner de consentimiento

5 de mayo de 2018

¿Qué arquitectura es más Sostenible?

Existen algunos términos "cercanos" como son arquitectura verde, pasiva, bioclimática, ecológica, de consumo energético casi nulo o bioconstrucción, que si bien no son iguales, muchas veces se entremezclan de forma equivocada, dando lugar a graves errores ya que, como vamos a explicar a continuación, pueden en algunos casos ser incluso casi opuestos.


Vamos entonces a ver a que se refieren cada uno de estos conceptos "semejantes" de forma muy sucinta, para después analizar uno por uno si son siempre sostenibles o puede darse la circunstancia de que no lo sean:
Arquitectura Verde
La expresión arquitectura verde no tiene un concepto claramente asociado, por lo que suele utilizarse por aquellas personas ajenas al mundo de la arquitectura cuando ven un edificio en el que se han empleado con prominencia elementos vegetales como cubiertas ajardinadas, fachadas verdes y patios o terrazas ajardinadas. Este tipo de edificios están más relacionados con la búsqueda de un aspecto natural que realmente con una filosofía de diseño y construcción natural. Por tanto, es un concepto que no nos gusta y que suele estar asociado a infografías de majestuosos edificios forrados de verde en lo que se conoce como greenwash ó lavado verde.
Arquitectura ecológica o eco-arquitectura
El objetivo principal de la arquitectura eco-amigable es reducir el impacto negativo de las construcciones sobre la salud medioambiental y humana, idealmente logrando tener un impacto neutral o positivo, ocupando recursos de manera eficiente durante todo el tiempo de vida de una construcción. Hace referencia al proceso completo de construcción, uso y demolición del edificio y está muy relacionado con el concepto de cálculo de la huella de carbono. Por tanto tiene en cuenta la no toxicidad de los materiales y evitar producir sustancias contaminantes a lo largo de toda la vida del edificio. 
Bioconstrucción
Similar al anterior pero tomando a la propia naturaleza o técnicas ancestrales como referente en el diseño y maximizando el empleo de elementos naturales mínimamente procesados. Está muy relacionado con una filosofía de vida basada en el diseño consciente y mantenimiento de ecosistemas agrícolas productivos, los cuales tienen la diversidad, estabilidad y resistencia de los ecosistemas naturales, denominado permacultura.
Edificios de energía casi nula, EECN (nearly zero energy building, NZEB)
O incluso edificios que generan más energía de la que consumen. Son aquellos edificios tan eficientes energéticamente que pueden funcionar de forma autónoma, o casi. Las directivas europeas promueven su implantación por lo que serán obligatorios para las nuevas construcciones a partir de 2021. Suelen basarse en la incorporación de numerosas medidas de generación energética a través de renovables, como placas térmicas y fotovoltáicas, aerogeneradores, geotermia, etc., lo que los convierte en construcciones de alto coste.
Arquitectura Pasiva
Hace referencia a aquella que emplea técnicas pasivas (que no consumen energía) para climatizar el edificio en contra de los elementos activos (aparatos) que sí consumen energía para sus uso. Últimamente este concepto se ha asociado con el estándar de origen Alemán Passive house -que ha cogido gran relevancia- basado en tres principios: un gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización.
Arquitectura bioclimática
Consiste en el diseño de edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir los impactos ambientales, intentando reducir los consumos de energía. Busca la obtención del confort higrotérmico de sus ocupantes a través del uso de técnicas pasivas, y cuando esto no es suficiente, el empleo de energías renovables.

¿Son sostenibles?
Y ahora, después de analizar los principales conceptos de arquitecturas ambientalmente conscientes (existen más) estudiemos si éstas pueden ser consideradas o no Arquitecturas Sostenibles:

En primer lugar descartamos la arquitectura verde, dado que no es un concepto técnico sino más bien comercial (lo hemos incluido por su muy frecuente uso), que normalmente se suele emplear en aquella arquitectura que es precisamente lo opuesto de lo que este término insinúa.
La arquitectura ecológica y la bioconstrucción están asociadas principalmente a la autoconstrucción rural y por tanto, mayoritariamente a viviendas unifamiliares, situadas en el campo, lejos de ciudades (huyendo del ruido, la contaminación y la masificación). El concepto de arquitectura sustentable no sólo hace referencia a la construcción en sí, sino que incluye otros aspectos como a la gestión del suelo, por lo que un asentamiento de baja densidad con viviendas unifamiliares aisladas, devoradoras de suelo y de recursos (carreteras, servicios,...) al tiempo que maximiza los traslados y reduce las posibilidades del transporte público, nunca se podrá considerar como sostenible.

Los edificios energéticamente eficientes tienen altos costes de construcción y mantenimiento, por lo que a día de hoy se encuentran lejos de los precios de mercado, siendo únicamente accesibles a grandes corporaciones o viviendas unifamiliares de gente adinerada. Por contra, una arquitectura sustentable debe ser una arquitectura económica, sin dispositivos que la encarezcan.

Los edificios diseñados y construidos según el estándar Passive house consiguen reducir de forma importante el consumo energético del mismo en su fase de uso, sin tener ningún tipo de preocupación en la sostenibilidad de los materiales empleados o los aspectos de gestión del suelo ya mencionados.

Por último, la arquitectura bioclimática es la que más cerca está del concepto de arquitectura sostenible y, aunque se puede destinar tanto a edificios unifamiliares como plurifamiliares, la mayoría de los ejemplos que existen en el mundo pertenece a los primeros, dado que es más fácil de aplicar sus premisas en edificaciones aisladas que en aquellas que pertenecen a una trama urbana, mucho más condicionada. La arquitectura sostenible recoge los principios de esta arquitectura a los que suma las vertientes social y económica.

Como conclusión, podemos decir que existen muchos puntos de vista en cuanto a las arquitecturas ambientalmente conscientes dependiendo de aquellos factores que se pongan en valor por encima de los demás, teniendo todas aspectos muy importantes, más en el momento que nos encontramos. Pero el concepto de arquitectura más completo y que por tanto es por el que hay que abogar es la Arquitectura Sostenible, ya que intenta englobar los aspectos principales de las anteriores de una forma compensada, sin dar primacía a unos sobre otros.
Fuente: Artículo elaborado por Eduardo Martín del Toro y publicado originalmente en Comparte Innovación el 19 de agosto de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario