4 de abril de 2016

Arquitectura sostenible: mito o realidad

El concepto de sostenibilidad ha cogido un gran auge en sus escasos años de historia, lo que ha provocado que últimamente todo sea sostenible, o al menos se anuncie como tal, en muchos casos bajo un dudoso criterio de sostenibilidad.

En el campo de la arquitectura, este fenómeno no ha pasado desapercibido, y casi todos los productos de construcción se venden como sostenible, ya sea porque son reciclables, porque son naturales, porque son duraderos, porque ayudan a ahorrar energía, etc. Cualquier escusa es buena para acuñar un producto como sustentable.

Del mismo modo pasa con las obras arquitectónicas. Cada día es más frecuente ver en las revistas del sector, y sobre todo en los medios públicos, el anuncio de un nuevo proyecto sostenible, justificando su sostenibilidad -la mayoría de los casos- en el bajo consumo energético del edificio durante su período de uso, o en el empleo de materiales naturales en su fabricación.

¿Pero son estas dos condiciones suficientes para definir un edificio como sostenible?

Ciertamente el término de "sostenibilidad arquitectónica" no es hoy en día un concepto cerrado, lo que está permitiendo introducir por cualquier resquicio mucha de la arquitectura como sostenible.

Por contra, cuando intentamos buscar de forma seria aquellos preceptos que han de constituir un edificio como sostenible -consumo energético casi nulo, reducida huella de carbono, empleo de productos no tóxicos tanto para los usuarios como para el medio ambiente, reducido consumo del agua, baja generación de residuos, bajo consumo de suelo, altos valores sociales (favoreciendo servicios comunitarios, reducidos desplazamientos, espacios de relación,...), etc. y todo ello durante sus fases de construcción, uso y demolición, sin por ello aumentar los costes de construcción- podemos sentirnos sobrepasados por la cantidad de condicionantes que le tenemos que exigir, algunos de ellos incluso externos al propio edificio, con lo que podemos llegar a tener la sensación de que la arquitectura sostenible se termina convirtiendo en una utopía.

La arquitectura sostenible no se limita simplemente a hacer edificios de bajo consumo -algo por otro lado hoy en día obligatorio- sino a proyectar cada elemento teniendo en cuenta su relación con el todo que constituye el edificio, incluso más allá, con el conjunto urbano al que pertenece.

En una ocasión, un colega ya jubilado, me preguntó qué significaba esto que últimamente sonaba tanto de arquitectura sostenible, y tras explicárselo me respondió: "Ah, es lo que en mi época se llamaba buena arquitectura". Y es que hacer arquitectura sostenible no es más que hacer buena arquitectura, concebida desde todos los puntos de vista: estético , funcional, social, medioambiental, etc. sin que ello suponga un sobrecoste, ya que esta arquitectura no tiene que tener necesariamente materiales de última tecnología o sistemas súper tecnificados, al contrario, simplemente es una arquitectura "más pensada", y en todo caso, cualquier sobre coste de construcción se ve rápidamente amortizado en la reducción de consumos de agua y energía durante su uso.

Siendo así, parece que ya es hora de que nos decidamos a proyectar y construir buena arquitectura, o como lo llaman ahora: arquitectura sostenible.

2 comentarios:

  1. Siempre se debe hacer buena ingeniera y arquitectura,de acuerdo a las técnicas constructivas actualizadas y del momento ,el termino ´´sustentable entra transversalmente a todos los tópicos de la vida humana. y lo puso de moda y actual las famosas CUMBRES DE LA TIERRA ,en la del 92 CUMBRE DE RIO,en ella se determino que el ´´desarrollo sostenible en todos los campos´´.Que en síntesis es el cuidado del medio ambiente y sus recursos.
    Hacer construcción sostenible es pues utilizar lo materiales adecuados para el cuidado de nuestro hogar (casa y planeta ) no malgastando y contaminando el de de generaciones futuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada María Luisa:

      Completamente de acuerdo y yendo más allá, la arquitectura sostenible ha de estar bien diseñada, construida y ser accesible para todos.

      Muchas gracias por el comentario y por leernos.


      Atentamente, un saludo.

      Eliminar