14 de abril de 2014

La toma de datos en el CEEEx

El resultado final de la calificación energética de edificios existentes depende, entre otras, del conocimiento y experiencia del técnico sobre el estado real del edificio a certificar. Esta cuestión depende de que el proceso de toma de datos sea lo más exhaustivo y riguroso posible, y por ello una inspección visual del estado actual del edificio es la fuente de información más fiable posible.
 En los manuales de usuario de cada una de las herramienta vienen unas fichas de referencia. Le recomendamos, que del mismo modo que hemos hecho nosotros, adapten estas ficha a su estilo de trabajo, para facilitar este proceso (toma de datos) que por otro lado es el más importante de la certificación, ya que, como veremos más adelante, una correcta certificación viene en gran medida de una buena toma de datos, puesto que si ésta se realiza correctamente, la labor con los programas informáticos es puramente de pasado a limpio.

Etapas del proceso de toma de datos
  1. Fase previa de contacto con el cliente.
    • Datos del propietario
    • Proyecto, planos, etc.
    • Posibles problemas existentes en el edificio
    • Rehabilitaciones realizadas
  2. Preparación de la documentación previa a la visita al edificio, que facilitará la toma de datos durante la misma.
    • Datos generales del edificio
    • Nivel de protección del edificio o elementos protegidos
    • Planos y documentos sobre edificio
    • Documentación de intervenciones anteriores
    • Información sobre las instalaciones existentes
  3. Toma de datos durante la visita.
    • Datos generales
    • Envolvente térmica
    • Climatización
    • Agua caliente sanitaria
    • Iluminación (Terciario)
Contacto con el cliente
  • Datos del propietario/o los propietarios: nombre y apellidos y datos de contacto.
  • Antes de comenzar los trabajos para la calificación energética del edificio existente, el técnico debe ponerse en contacto con el cliente para conocer y recoger datos sobre el edificio. Además de la documentación impresa que éste pueda aportar, se acordará con él los puntos específicos del edificio que va a ser necesario visitar para una correcta calificación.
Preparación de la documentación previa a la visita al edificio
  • Datos generales del edificio: ubicación geográfica, orientación, dimensiones exteriores, zona climática según el DB-HE1-CTE, dirección postal, referencia catastral y número de viviendas o locales.
  • Nivel de protección del edificio/elementos protegidos. Es necesario determinar la existencia de algún tipo de protección patrimonial sobre el edificio, ya que esto puede limitar la intervención en los elementos que se encuentren catalogados. Del mismo modo debe comprobarse que el edificio se encuentra dentro del ámbito de aplicación del Decreto de certificación energética de edificios.
  • Planos y documentos sobre edificio. Para conocer previamente las características formales y constructivas es conveniente hacer una recopilación de los planos y documentos sobre el edificio. Si no se dispone esta información, puede ser de gran ayuda la búsqueda de algunos datos básicos a través de Internet (catastro digital, información en la web de los Ayuntamientos, etc.).
  • Documentación de intervenciones anteriores. Si el edificio ha sido rehabilitado anteriormente o sufrido alguna modificación es imprescindible tener documentación sobre dicha intervención para intentar conseguir datos más actualizados sobre el estado actual y las posibles modificaciones realizadas.
  • Información sobre las instalaciones existentes.
  • Otra información que el técnico considere útil para la evaluación energética (año de construcción, uso, etc.).
Antes de la visita, si el usuario del edificio no es el propietario, éste deberá avisar al usuario del edificio, del día de la visita para que el técnico pueda tener acceso a todas las dependencias que sea necesario para la toma de datos.

Se recomienda, así mismo, preguntar a los propietarios, usuarios, administrador de la finca, conserje, encargado del mantenimiento, etc. con el objetivo de recopilar, a través de estas personas, datos sobre el estado original, sobre modificaciones posteriores, la naturaleza de los elementos constructivos, el funcionamientos de las instalaciones (agua caliente sanitaria, calefacción, refrigeración, etc.)

Toma de datos durante la visita

La toma de datos por parte del técnico certificador, es el proceso más crítico para obtener la clase de eficiencia energética del edificio.

Durante la visita al edificio, es imprescindible que el técnico realice una inspección visual lo más
  exhaustiva posible ya que esta información será la que refleje fielmente el estado real del  
edificio.

Se recomienda no realizar ensayos destructivos (por ejemplo: catas en una pared) a menos que la propiedad lo solicite expresamente.
  1. Datos generales
    • Uso (residencial, terciario, etc.), tipo de edificio (unifamiliar, colectiva, etc.) y forma (U, L, H, etc.)
    • Superficie útil habitable y altura suelo techo
    • Año de construcción y de las rehabilitaciones realizadas y su alcance
    • Información sobre las plantas del edificio
    • Orientación respecto a la fachada principal del edificio
    • Obstáculos propios y remotos (ubicación y dimensiones)
  2. Envolvente térmica
    • Cubiertas
    • Fachadas
    • Suelos
    • Cerramientos en contacto con el terreno
    • Partición interior
    • Medianeras
    • Huecos
  3. Instalaciones
    • Climatización
      • Calefacción
      • Refrigeración
    • Agua caliente sanitaria
    • Iluminación (Terciario)
Envolvente térmica

No entraremos a definir qué es la envolvente térmica, pero sí los métodos para conseguir la información sobre los diferentes elementos constructivos. Recordamos que lo más fiable es la inspección visual de los mismos. Disponer de la documentación de proyecto puede ser de ayuda para identificar los tipos existentes, pero pueden haberse realizado modificaciones.


Croquis y fotos

Si no hemos obtenido un plano del edificio, es fundamental realizar un croquis acotado, indicando orientación, código de los elementos de la envolvente -que emplearemos para introducir los elemento en los programas-, situación de los puentes térmicos, etc. En caso de tener planos realizar mediciones igualmente para comprobar que no se han realizado modificaciones.



Recomendamos sacar muchas fotos, de todo, pero principalmente equipos e instalaciones y sus placas de características; las carpinterías; fachada del edificio; y elementos singulares.

Elementos opacos
  • Tipo de elemento
    •  Identificar los elementos (muros, suelos, cubierta plana, inclinada, medianera,..), definir su ubicación en el edificio por planta y asignar un código a cada uno de los tipos identificados.
    • Identificar las dimensiones (altura, longitud, superficie) y orientación, según la figura 3.2 del HE1, de cada uno de ellos.
  • Composición: Nivel de aislamiento, Transmisión térmica y Peso
    • Espesores y composición de cada una de las capas que componen el elemento
    • Identificar si contienen material aislante, tipo, espesor y posición.
    • Con los datos anteriores obtener transmitancia térmica y peso.
Elementos semitransparentes
  • Tipo de hueco o lucernario
    • Identificar el hueco o lucernario, definir su orientación, ubicación en el edificio (planta, fachada, cubierta) y asignar un código a cada uno de los tipos identificados.
    • Definir las dimensiones de cada uno de los huecos/lucernarios (longitud, altura, superficie).
    • Definir las dimensiones de la carpintería (anchura y composición de la misma).
  • Carpintería
    • Material de la carpintería
    • Porcentaje de superficie del marco
  • Vidrio
    • Tipo y espesor del vidrio
  • Elementos de sombreamiento
    • Definir el retranqueo respecto a la cara exterior del muro de fachada/cubierta (posición en relación a la cara exterior del cerramiento).
    • Definir las dimensiones de las protecciones solares (fijas, móviles, horizontales y verticales)
  • Transmitancia térmica
    • Obtenido a partir de los datos anteriores
  • Factor solar
    • En función del tipo de vidrio, recabar la información del factor solar para cada uno de ellos.

Obtención de la composición


La obtención de las características térmicas de los elementos de la envolvente se realizará por medio de uno de estos métodos:

  • A través de ensayos y catas
    • Por medio de catas y/o aparatos de uso específico y alto coste. Este método es sólo recomendable si el propietario lo pide específicamente, ya que recordemos que todos los métodos (incluido CALENER) tiene un cierto grado de desviación, más evidentemente en los métodos simplificados, por lo que no tiene sentido realizar operaciones de alto coste, tanto por la obra a realizar como por la compra/alquiler de aparatos, cuando estamos jugando con márgenes de error que lo desaconseja:
      • Catas
      • Endoscopio
      • Termografías
      • Medidores de temperatura superficial
  • Por inspección visual y experiencia
    • Las envolventes construidos anteriores al CTE no suelen tener aislamiento térmico en Canarias, pero en algunas ocasiones se han aislado posteriormente. Para poder comprobarlo podemos:
      • Mirar a través de huecos o perforaciones existentes. Si es posible esta opción se puede medir incluso el espesor.
      • Desmontar rejillas de conductos existentes.
      • Observación visual desde la cara inferior de la cubierta o el suelo, en los casos en que esto sea posible.
      • Comprobar si existe barrera de vapor y su posición.
      • Si hubiese calefacción por suelo radiante por agua, este sistema lleva incorporada una plancha de aislamiento bajo las tuberías de distribución.
      • Comprobar la permeabilidad al aire de la carpintería, el estado de la unión entre la parte fija de la carpintería y el muro, la existencia de puentes térmicos, identificar si existen condensaciones superficiales, identificar del estado del capialzado y si se producen condensaciones, infiltraciones de aire y si está aislado.
      • Para estimar el grosor de la lámina de vidrio se recomienda: mediante la inspección visual es complicado determinar el espesor del vidrio, aunque si se puede detectar si el acristalamiento es sencillo o doble. En vidrios más recientes suele aparecer una marca en alguna de las láminas que lo componen donde se identifica el tipo de vidrio y su espesor. Existen lupas y reglas para medir el espesor del vidrio in situ.
    • Las superficies de los elementos constructivos diferentes inferiores al 10% de la superficie total ó a 1 m2 pueden ignorarse, de tal forma que el área más pequeña se incluya en el área más grande.
    • Al proponer soluciones para los huecos, hay que tener especial cuidado con el cambio de carpinterías antiguas, permeables, por carpinterías nuevas mucho más herméticas, ya que puede producir la aparición de condensaciones superficiales.
    • Existen catálogos de materiales y sistemas constructivos que pueden ayudarnos.
Por último, si nos es imposible recabar algún dato, recordemos que las herramientas asignan un valor orientativo que se carga por defecto en función del periodo de construcción del edificio.

Instalaciones


La correcta evaluación de las prestaciones de los sistemas energéticos es una tarea eminentemente compleja que es necesario abordar desde un enfoque lo más riguroso posible, pero siempre desde un punto de vista práctico:
  • En primer lugar, el técnico debe identificar el sistema energético de que dispone el edificio, así como el tipo de combustible empleado.
  • Se fotografiará todos los equipos analizados y la placa de características del equipo que contiene: potencia, rendimiento, modelo, marca y clase energética.
  • Si nos falta información se puede recopilar las fichas de características de los equipos (por ejemplo vía Internet).
Climatización y ACS


A efectos de calificación energética, solamente se recopilarán los datos de los sistemas fijos de climatización existentes en el edificio. No se tendrán en cuenta, y por tanto, no deberárecogerse información acerca de los sistemas de climatización móviles existentes en el edificio (estufas, convectores, equipos portátiles de aire acondicionado, etc.). Tampoco se tendrá en cuenta la presencia de algunos elementos fijos de calefacción, tales como las chimeneas de leña, que sólo calientan parcialmente una estancia del edificio o instalación.


En algunos casos, pueden coexistir dos tipos de energía contribuyendo simultáneamente a la producción de ACS: convencional y solar. Es necesario identificar estos sistemas y su contribución relativa:
  • Tipo de instalación: solar térmica, fotovoltaica, eólica, etc.
  • Características de la instalación: cantidad de paneles, tamaño de paneles, orientación, inclinación, superficie de captación, potencia pico, fabricante, modelo, etc.
  • Contribución energética obtenida: porcentaje de cobertura solar para ACS; generación anual de electricidad, etc.
Calefacción, refrigeración y ACS:
  • Año de instalación o última renovación del equipo generador
    • Si no se dispone de este dato, se utilizará el año de la última reforma del edificio.
    • En caso de que tampoco se disponga de este dato, se anotará el año de construcción del edificio
  • Potencia nominal (kW)
  • Rendimiento nominal (%) ó EER nominal (%)
    • η = Demanda/Consumo
  • Rendimiento estacional RITE IT04 (%) ó EER estacional RITE IT04
    • Siempre que sea posible, se obtendrá el dato de la última inspección periódica de acuerdo a lo establecido en la IT04 del RITE.
En terciario además hay que indicar el consumo total diario de agua caliente sanitaria. Ya que es un dato que a priori no se puede obtener nos ayudaremos de la tabla Tabla 3.1. Demanda de referencia a 60ºC del CTE-DB-HE4. Si no conocemos la ocupación real del terciaro podemos estimarla a partir de la tabla 3.1 de la sección 3 del CTE-DB-SI

Ventilación (en el caso de edificios del sector terciario se deberá tomar además el dato del caudal de aire exterior):
  • Caudal Aire exterior (m3/h)
    • Siempre que sea posible, se obtendrá el dato de la última inspección periódica de acuerdo a lo establecido en la IT04 del RITE.
Sistemas de iluminación (terciario)


Será necesario dividir los recintos a estudiar por usos, determinando:
    • Superficie iluminada y altura del plano útil de iluminación.
    • Inventario de luminarias: cantidad, tipo y potencia instalada



Para obtener:
  • Potencia instalada por superficie (W/m2)
    • lámpara más equipo auxiliar.
    • Los datos de superficie se podrán obtener de:
      • Planos del edificio que facilite el propietario o usuario del edificio.
      • Memoria de arquitectura o de cálculo de instalaciones.
      • Mediciones en campo.
    • Los datos de la potencia de las lámparas y equipos auxiliares se podrán obtener de:
      • Memoria de instalaciones.
      • Mediciones del proyecto.
      • Toma de datos en campo.

  • Iluminancia media (lux)
    • Se medirá la iluminancia, mediante luxómetro, en cada uno de los espacios a introducir en el programa CE3. La toma de datos se realizará según la norma UNE 12464.1 Iluminación. Iluminación de los lugares de trabajo. Ver Manual de usuario CE3 pág. 150

Condiciones ocupacionales (terciario)

IntensidadDensidadOcup. SensibleOcup. LatenteEquipos
Baja36m2/persona2 W/m2 1,26 W/m21,5 W/m2
Media12 m2/persona6 W/m23,79 W/m24,5 W/m2
Alta7,2 m2/persona10 W/m26,31 W/m27,5 W/m2

Nota: Las fuentes internas, ocupación, equipos, e instalaciones de iluminación que desprenden calor, y tienden a subir la temperatura interior (aporte de calor sensible), y la humedad en el caso de los ocupantes y algunos equipos como cafeteras, planchas de vapor, etc. (aporte de calor latente).

Datos a recopilar:
  • Horarios de funcionamiento del edificio/local.
  • Temperaturas de operación.
  • Caudal de ventilación de aire exterior.
  • Inventario de equipos generadores de calor diferentes a la iluminación: ordenadores, impresoras, fotocopiadoras, etc.
Gran Terciario: Pertenece a este grupo cuando posee Torres de refrigeración, Equipos de bombeo o control de la iluminación, es decir, aquellos equipos que no podamos introducir en la opción de pequeño y mediano terciario.
Fuente: Curso Método Simplificado de Certificación Energética de Edificios Existentes

4 comentarios:

  1. Enhorabuena Euardo por esta magnífica aportación. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jose Cardós:

      Muchas gracias por el comentario. Espero que este artículo le sea de utilidad a vuestros certificadores.

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar
  2. Que el resultado del certificado energético depende de la toma de datos, todos los conocemos. Y que la interpretación del inmueble por la práctica y experiencia (por ensayos y catas es francamente complicado para inmuebles residenciales) es lo que marca la diferencia entre los auténticos profesionales y los neófitos, también. Quizás deberíamos entre todos realizar una labor de comunicación dirigida a la sociedad para darle valor a ese conocimiento y experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado José Javier:

      Estamos totalmente de acuerdo en que hace falta una importante labor de comunicación dirigida a la sociedad. Es por ello que nosotros llevamos tiempo haciéndolo, no sólo a través de este blog, sino por muchos otros medios. Puedes conocer más acerca de nuestro esfuerzo en este sentido en otro de nuestros post: http://blog.deltoroantunez.com/2013/09/la-importancia-de-la-informacion-para.html

      Como dice Loquillo en su famosa canción "El hombre de negro":

      Sé que hay cosas que nunca estarán bien
      pero nada es imposible mírame
      yo canto esta canción
      ¿Qué puedes hacer tú ?
      Mira hacia dentro y carga con tu cruz

      Atentamente, un saludo.

      Eliminar