14 de mayo de 2011

La casa energéticamente autosuficiente

¿Existe una vivienda que no sólo consuma muy poca energía, sino que, además, sea capaz de generarla y almacenarla?
¿Un hogar con un jardín interior, que purifique el aire sin necesidad de abrir las ventanas, hecha con materiales que respeten el delicado equilibrio del planeta?
No es ciencia ficción: se trata de la Casa Geosolark, un prototipo de vivienda verde que se podrá visitar, palpar y disfrutar durante SIMA, del 2 al 5 de junio en el recinto ferial de Ifema.
Casa Geosolark. Recreación del jardín interior de la vivienda.


El proyecto Geosolark Home es una vivienda de 200 metros cuadrados, dividida en dos plantas, con todas las comodidades. Además, los arquitectos e ingenieros que han participado en su diseño se han impuesto un increíble reto: construirla en los tres únicos días de montaje de la feria. Algo posible gracias sólo a su estructura de hormigón celular y madera laminada, que serán revestidos con materiales 100% ecológicos, altamente aislantes y de gran inercia térmica. El diseño contempla además ventilación cruzada, láminas de agua y vegetación, que constituyen el triángulo de la eficiencia bioclimática de esta casa.


El proyecto GeoSolark Home es resultado de la investigación vinculada no sólo a las energías renovables, a los materiales y al consumo energético, sino también a los avances en materia de construcción sostenible basados en el principio de passivhaus. Es decir, viviendas ecoeficientes, capaces de reducir al máximo su huella ecológica. A partir de esta filosofía, los técnicos que han desarrollado el proyecto Geosolark Home se han basado en diez principios que se resumen en el Decálogo de la Bioconstrucción:
  1. Ubicación adecuada.
  2. Integración en su entorno más próximo.
  3. Diseño personalizado según las necesidades del usuario.
  4. Adecuada Orientación y distribución de espacios.
  5. Empleo de materiales saludables y biocompatibles.
  6. Optimización de recursos naturales.
  7. Implantación de sistemas y equipos para el ahorro.
  8. Incorporación de sistemas y equipos de producción limpia.
  9. Programa de tratamiento de los elementos residuales.
  10. Manual de usuario para su utilización y mantenimiento.
Este tipo de vivienda de impacto medioambiental cero, que en Alemania supone el 30% de la cuota de mercado, en España todavía no existen.
    Fuente: fotocasa.es y ELMUNDO.es

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario